Al dejar la senda del error encuentran un fuerte y poderoso protector

CENTRO DE REHABILITACIÓN SANTA CRUZ “PALMASOLA”, Bolivia (LLDM News) — El sábado 24 de marzo del presente año en la ciudad de Santa Cruz, hubo fiesta en los cielos, ya que 8 almas, seis internos y dos jóvenes, con lágrimas de alegría corriendo por sus mejillas decidieron dar el primer paso de obediencia (para formar parte del pueblo de Dios) al bajar a las aguas del bautismo, en el penal de máxima seguridad “Palmasola”, considerado uno de los más peligrosos del país de Bolivia.

Con la autoridad recibida de parte del santo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García para realizar oficios sagrados, los hermanos del penal y varios oyentes fueron testigos de este oficio sacramento realizado por el ministro autorizado, el D.E. Carlos Ruano, quien invocó una vez más en la prisión de máxima seguridad el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, siendo este un más triunfo de la preciosa Obra del Ungido de Jehová.

En la descrita como ciudad carcelaria (con más de 3,000 reclusos) el pasado año -de igual manera brindaron amablemente los medios y facilidades las autoridades de la menciona prisión- también bajaron a las aguas del bautismo 10 almas, creciendo así el número de hermanos en la Fe y expandiéndose así la doctrina santa aprendida del gran Apóstol Naasón Joaquín en ese lugar por la predicación misma de los hermanos internos en el penal y el cuidado de los hermanos de afuera.

Album Not found