El Apóstol Naasón Joaquín visita la iglesia de Henderson, Nevada

(Coordinación de Crónica Apostólica) — Al día siguiente de su presentación ante la iglesia de Nevada, el Apóstol de Jesucristo visitó a los hermanos de Henderson y Sumerlin (en Nevada), quienes lo esperaban emocionados por estar en la mente de un Siervo de Dios. Desde antes de mediodía, endulzaban la espera entonando cánticos de Elección y reconocimiento. Los niños lo aguardaban portando cartulinas con saludos y candorosas frases propias de la niñez. Un desplegado con palabras de bienvenida destacaba en la entrada de la Casa de Oración.

Lo recibió el hermano Alduin Jiménez, responsable de las más de 60 almas que desde el 28 de agosto del 2016 se congregan en un local que acondicionaron para Casa de Oración en la 206 Pacific, Ave, de Henderson, ciudad cercana a Las Vegas, cuyas reuniones se iniciaron la casa de la familia Bravo. Así lo expresó la hermana Anaí Bravo, quien trabaja en la Biblioteca de la ciudad y no pudo perderse la oportunidad de ir a recibir al Ungido del Señor.

El Apóstol de Dios los saludó y se mostró feliz de estar en el lugar, que quiso visitar antes de partir hacia Arizona, el siguiente estado incluido en su decimotercera etapa de su gira; por ello también abarcó con su mensaje a los nuevos hermanos de la apenas semilla de obra de Sumerlin que ahí se congregan. Destacó que durante su diaconado, él supervisaba esta incipiente iglesia, que hoy está floreciendo, pero está consciente que ahora que se separó para establecerse en Henderson, esta no tiene templo propio, por lo que instruyó al D.E, Hernán Licea para que inste a la iglesia de Las Vegas para que se adquiera un predio y se construya el templo de Henderson, noticia que los alegró, porque conocen la liberalidad de la iglesia de Cedar, en Las Vegas.

“Quiero que se extienda la iglesia en esta ciudad y que esta semillita germine, con el crecimiento que Dios dará, porque es una población que ya se está uniendo con la capital y la expansión requerirá urbanización, pero al mismo tiempo generará muchos empleos, circunstancia favorable para la evangelización que los hermanos deben aprovechar invitándolos a escuchar la Palabra, pero este espacio no será suficiente y además no quiero que ustedes estén con incomodidad…”.

Les aseguró que él ve un gran Pueblo que bendecirá a Dios en ese lugar, “porque donde el pecado persiste, la gracia sobreabundará y en este trabajo tú me vas a ayudar, este es tu compromiso, que la situación en la que vienes a bendecir al Dios, no sea la misma, antes creas de verdad que la iglesia crecerá con la ayuda de Dios y también con tu sacrificio. Ahora eres una niña pequeña, pero te vas a convertir en una joven hermosa”, que aseguró, será admirada por su belleza, evidente en obras que les hará preguntarse, ¿quién es esta que se muestra como el alba?, es la iglesia La Luz del Mundo, ¡rama de Las Vegas que va a crecer y de aquí te extenderás por el desierto, porque el Señor será contigo al ver vuestro espíritu de guerreros de Dios

Prometió que al saber que ya es una iglesia consolidada, regresará a pagar los votos al Altísimo y decirle: “Esta es la respuesta, bendito Dios que has multiplicado esta iglesia santificada, que con vuestro ejemplo y testimonio sigan alumbrando…”.

Invitó a la Iglesia a orar y glorificar a Dios por todo lo que le permitía ver, un grupito fervoroso y unido trabajando por la Obra del Señor, y él espera que así permanezca. Salió del pequeño recinto hermoseado para la ocasión, entró unos minutos a la casa pastoral, en donde tomó un ligero refrigerio, momentos en los que saludó a los encargados de la iglesia de Las Vegas y Henderson, a quienes dijo que no se quiso ir del Estado, sin antes visitar a una rama de la iglesia de Las Vegas, aunque ésta seguirá siendo el punto de referencia para todos los que vengan a conocerla, porque su gloria es haber sido la primera y ahora es una hermosa iglesia, que lo llena de orgullo y así espera que llegue a ser esa niña que con tanto amor y ternura, visitó este mediodía.

Al salir para retirarse del lugar bendijo a los niños y a la iglesia, que en su mayoría son ciudadanos norteamericanos, incluso estuvieron algunos anglosajones que han creído que Naasón Joaquín es el Apóstol de Jesucristo, quien se alegró al ver entre ellos, también a algunos hermanos que conocieron y recibieron a los tres apóstoles del tiempo de la Restauración de la Iglesia, entre ellos al “Tata”.

Bereavisión y Coordinación de Crónica Apostólica cubrieron la visita y antes de retirarse, además de fotografías, tomaron una bebida de coco, que se había preparado para la ocasión. Algunos vecinos al ver la algarabía se acercaron y se les dio testimonio de la iglesia y su Embajador.