Alfonso, Autor en Berea Internacional

marzo 29, 2016

(Coordinación de Crónica Apostólica) — El martes 29 de marzo, el Apóstol Naasón Joaquín inició con las actividades de la sexta etapa de su Gira Universal por los Estados Unidos de Norteamérica. A las 9:30 de la mañana arribó a la Iglesia de Orlando, Florida, en donde se reunió con los ministros del área conformada por las siguientes seis iglesias: Winter Haven, Ocala, Newberry, Haines City, Tampa, Fort Pierce y Quincy (Florida).

En esta ciudad del sudeste de la unión americana, sede del condado de Orange, el Apóstol del Señor platicó con los hermanos P.E. Pablo Pérez, ministro de la Iglesia de Orlando, Florida, los encargados del área conurbada —las iglesias citadas—, y los hermanos P.P. Leandro Ramírez, D.E. Aarón Aguilar, D.E. Adán Armenta, ministros invitados a la Sexta Gira, quienes le acompañan en su primera presentación en Orlando. (El hermano Leandro es el responsable de este grupo de encargados.)

Días de gloria para la Iglesia del Señor

En la reunión con los ministros, el Apóstol de Jesucristo conversó, entre otros temas, sobre la bendición que ha experimentado la Iglesia Universal en los avivamientos que se siguen celebrando alrededor del mundo.

Por su parte, cada encargado dio cuenta de los últimos acontecimientos vividos en la Iglesia del Señor durante las semanas de avivamientos que el Apóstol del Señor autorizó en su presentación en Maui, Hawái, en donde destacó la importancia de ser bautizados con el Espíritu Santo para ser salvos y adoptados como hijos de Dios (Juan 3:5).

Con gran regocijo y para gloria de Dios, los ministros relataron los triunfos vividos en los últimos días en la iglesia que pastorean: la situación espiritual de la grey bajo su responsabilidad, los bautismos realizados en la ceremonia internacional del 14 de febrero pasado, el número de bautizados de cada iglesia, la alegría espiritual que trajo a los hermanos la preparación y consagración que antecedió a los avivamientos y la consolidación de la fe en la Elección apostólica —cabe destacar que la mayoría de los hermanos convertidos han sido sellados con la prenda del Espíritu Santo en las recientes semanas.

El Apóstol del Señor preguntó a cada uno de sus colaboradores por las iglesias en las que están al frente: el número de membresía, su situación espiritual, el crecimiento… El reporte fue satisfactorio: la Iglesia se ha unido a la invitación del Apóstol a la tarea de evangelización y este trabajo se ha traducido en crecimiento, pero sobre todo que la fe en la Elección –la Obra perfecta de Dios– está fincada y arraigada en los corazones de los hermanos.

En este tenor, el Apóstol de Jesucristo los invitó a seguir trabajando en la Obra espiritual, a no conformarse con los miembros que están registrados en las estadísticas de sus iglesias, sino a extender las estacas a través del trabajo de evangelización (Isaías 54:2).

 La predestinación de los hijos de Dios

Enseguida, el Siervo de Dios expuso el tema de la predestinación. Citó un fragmento de la carta del Apóstol Pablo a los Romanos, la cual comentó con profusión: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó” (capítulo 8: 28-30).

Recordó que quienes han oído hablar de Cristo son responsables de aceptar o endurecer su corazón para recibir el mensaje de salvación. Citó el siguiente texto: “Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones…” ( Hebreos 3:7-8).

Y añadió: “Dios cumple su propósito y nosotros debemos hacer nuestra parte: cumplir con Él. Sin embargo, Dios siempre respetará el libre albedrío del ser humano”. Por otra parte, recordó que el cumplimiento de las promesas divinas en favor del Pueblo de Dios, nos debe hacer cada día más agradecidos con Él.

Resaltó que manifestar el sentimiento de gratitud implica no olvidar jamás los favores recibidos de la mano de Dios, además de rendirle cada día el honor que a Él le corresponde: reconocerlo como el único Dios verdadero y darle la gloria y adoración correspondiente. Una gratitud y reconocimiento en LIBERTAD.

 El justo juicio de Dios

En otro momento, recordó a los ministros lo que habló el pasado 16 de marzo –luego de su oración matutina– en la colonia Hermosa Provincia de Guadalajara: “El juicio de Dios para sus hijos es aquí en la tierra: en nuestra vida, a través de nuestra conducta… ‘Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis’ (2ª Tesalonicenses 1:5).

“Las almas que están en el Seno de Abraham no están gimiendo por un juicio, porque cuando el Señor venga por su Iglesia a recogerla en el tránsito al reino de los cielos ellos se van a unir a nosotros. No vamos a recibir un juicio: vamos a recibir un cuerpo incorruptible, es decir, nuestro galardón final. Un cuerpo espiritual para la eternidad.

“El juicio del que habla la Palabra de Dios es para los del mundo, los que van a querer reclamar: Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad’ (Mateo 7: 22-23), después de esto vendrá el juicio.

“Pero en sus hijos, como dice Malaquías, ‘los perdonaré, como el hombre perdona sus hijos’ (Malaquías 3:17). Hay una palabra que es para los hijos y hay una palabra que es para el mundo. Y somos privilegiados, porque Dios al mundo lo ve con ira, con enojo, por cuanto se apartaron desde su vientre. Pero a sus hijos Dios los ve con misericordia, con compasión… en el momento en que el hermano triunfó en su vida ya lo espera el Señor para decirle en aquel día: ‘Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo’ (Mateo 25:34). ¿A la sala de espera antes del juicio? No, al descanso eterno. No al juicio. A ese se enfrentará todo el mundo”.

 A libertad fuimos llamados

En otro momento, reiteró lo que habló el pasado 18 de marzo –luego de su oración  matutina– en la colonia Hermosa Provincia de Guadalajara: “A veces, erróneamente, el hermano reclama por qué no se le fue permitido ‘conocer el mundo’. Quien ha vivido desde su nacimiento en la iglesia, aunque no somos perfectos, disfrutamos el mundo. Si el hermano dice que disfrutar el mundo es ir a la playa, pues en la Iglesia se nos permite ir a la playa. Si quiere ir a conocer una ciudad, a jugar fútbol, a ir de paseo al campo, al bosque, a un lago o a una alberca, de la misma manera.

“Sin embargo, si dice que quiere conocer el mundo porque quiere ser vicioso, eso no es conocer el mundo. Eso es buscar el libertinaje. Eso es un engaño. Eso no es disfrutar del mundo, es esclavizarse a un vicio  que tanto daño hace y que aún perjudica la mente.

“Entretenerse en diversiones sanas y de esparcimiento, eso es verdaderamente disfrutar del mundo. Escribe el Apóstol Pablo: ‘Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad’ (Filipenses 4:8).

“Porque a libertad fuimos llamados. Somos libres, no somos esclavos del pecado. El mundo cree que al no ser viciosos estamos encadenados; sin embrago, ellos son quienes viven encadenados, de prácticas y costumbres de las cuales no pueden salir. Y es que nosotros no practicamos una falsa religiosidad. Practicamos la verdadera religiosidad. Cabe recordar que el Señor Jesucristo, en su oración al Padre, no dijo que éramos una ‘secta’ apartada de la sociedad, No nos dijo eso. Su oración fue esta: ‘Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son (…). No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal’ (Juan 17: 9,15).

“Somos parte del mundo, vivimos en el mundo… Y el mundo que vemos nosotros es el que Dios hizo para que nosotros, sus hijos, lo disfrutáramos. Cuando un hermano sale de vacaciones a la playa la única recomendación es: ‘hágalo decentemente, que sea una diversión sana, con su familia’.

“Por el contrario, cuando alguien dice: ‘Me voy a emborrachar’; eso no es disfrutar del mundo. Porque al emborracharse, el ser humano entorpece su mente y sus sentidos, y termina tirado en el suelo bañado en su propio vómito,  porque no tiene siquiera ni la conciencia ni el control de su cuerpo… ni la fuerza. El alcohólico y el drogadicto pierden el juicio… Entonces, ¿cuál libertad existe, cuando aún el olor del alcohol es desagradable al gusto? ¡Eso es una mentira! El libertino, por su parte, ocupa de los vicios para poder ‘divertirse’.

“Vivimos algunas costumbres del mundo (sanas), porque la Iglesia no es radical ni fanática. No somos de los que creemos que debemos vestirnos con un hábito o encerrarnos en un monasterio para servir a Dios; al contrario, la responsabilidad de nuestra buena conducta la debemos llevar en nuestras costumbres. No encerrados en un convento donde no nos vean. Nuestra conducta debe ser el testimonio para que vean vuestras buenas obras y por medio de ellas los que no conocen a Dios ‘glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos’ (Mateo 5: 16).

“Los gentiles nos preguntan: ‘¿Y tú por qué no tomas?’, ‘¿por qué no dices malas palabras?’: y en nuestra respuesta viene el testimonio: ‘Es que yo soy de la Iglesia La Luz del Mundo. Somos cartas leídas por el mundo’. El testimonio no está oculto: está abierto”.

 Despedida

Antes de concluir su reunión con los ministros, el Apóstol del Señor les indicó que en las oraciones que cada encargado presidirá en las Iglesias del área conurbada de Orlando, hablaran sobre el consejo anterior, para edificación y fortalecimiento de la fe de los hermanos.

El jueves 31 de marzo, a las diez de la mañana hora local, será la presentación apostólica en la ciudad de Orlando, Florida. Grande regocijo se percibe en esta ciudad. Inicia así la sexta etapa de la Gira Universal del Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín por Norteamérica.

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.

BereaInter-2
BereaInter-1-2
BereaInter-1
BereaInter-5
BereaInter-4
BereaInter-1-3

marzo 29, 2016

Bienvenida a sellados en Cerro del Cuatro, Tlaquepaque de Jalisco

#NacerdelEspíritu
#LDMavivamientos

marzo 29, 2016

Bienvenida a sellados en El Salto (KM. 15), Jalisco

#NacerdelEspíritu
#LDMavivamientos

marzo 29, 2016

Esta colonia fue sede de 5 Iglesias en la segunda semana de avivamientos donde Dios derramo su espíritu sobre otros 15 hermanos, uniéndose así a las 51 almas del domingo anterior, mostrando Dios el cumplimiento de su promesa sobre 66 fieles de la iglesia del señor.

En este lugar se le dio la bienvenida a los nuevos sellados de esta colonia, los cuales se unen a los 18 hermanos de la semana anterior, bendiciendo Dios con un total de 23 almas de la Sanchez Taboada.

#NacerdelEspiritu
#LDMAvivamientos

marzo 29, 2016

Bienvenida a sellados en Reseda, California

#NacerdelEspíritu
#LDMavivamientos

marzo 29, 2016

Bienvenida a sellados en Poza Rica, Veracruz

#NacerdelEspíritu
#LDMavivamientos

marzo 29, 2016

Bienvenida a sellados en Managua, Nicaragua

#NacerdelEspíritu
#LDMavivamientos

marzo 29, 2016

Bienvenida a sellados en Pasadena, California

#NacerdelEspíritu
#LDMavivamientos