Belleza Natural y Arquitectónica de Nevada

LAS VEGAS, Nev. (Berea Internacional) — La ciudad de Las Vegas es una síntesis de la condición humana. Mundialmente famosa por sus impresionantes casinos, cuyos diseños arquitectónicos homenajean diferentes iconos del mundo; sus espectáculos de diferentes valores artísticos, entre muchas otras atracciones. Una ciudad que nunca duerme es la ciudad más brillante del mundo, vista en fotografías tomadas por satélites, y la Estación Espacial Internacional. También está situada entre muchas otras bellezas naturales, e impresionantes hazañas de ingeniería.

A mediados de siglo 19 llegaron los primeros habitantes a esta región, aún está en pie la primera estructura erigida cerca del centro de la ciudad. Poco a poco, y a medida que los terrenos de la ciudad fueron cambiando de dueños, también se fue transformando de diversos ranchos y granjas cerca de los ríos, en la espectacular ciudad de hoy.

El Río Colorado, que recorre 1,450 millas (2,333 kilómetros) desde el noreste del Estado de Colorado atraviesa todo el estado de Arizona, desde el extremo noreste hasta su extremo sureste, y desemboca en el Golfo de California.

Sobre el Río Colorado, precisamente, fue erigida la impresionante Presa Hoover, a solo media hora de manejo de Las Vegas. Cuando está llena, contiene la reserva de agua más grande de la Unión Americana. Además, genera electricidad que beneficia a una región amplia entre los estados de Nevada, Arizona, y California. En su momento era la construcción de concreto más grande del mundo.

El próximo domingo, Las Vegas brillará por la presencia y el mensaje del Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, cuyo mensaje invita al hombre a vivir en obediencia a los designios de Dios, y a gozar en la prosperidad espiritual, no solo en la prosperidad y abundancia material.