Bendición y participación del pan de Santa Cena

(Berea Internacional) — El Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, hizo uso de su autoridad para bendecir el pan haciendo memoria de las palabras que pronunció el Señor Jesucristo en la última cena: Tomad, comed; esto es mi cuerpo, Mateo 26, 26. Y oró a Dios para consagrarlo, recordando la muerte del señor Jesús hasta que el venga.

Al mismo tiempo la Iglesia se unió a la oración, invocando el nombre del señor Jesucristo y rogando a Dios para participar con toda libertad en esta hermosa celebración para unirnos al cuerpo de Cristo.