Aniversario de Ministerio Apostólico Archivos — Berea Internacional

12-17-2016_cca_hp_alma_joaquin11.jpg?fit=1080%2C720
diciembre 17, 2016

(Berea Internacional) — Alrededor de las 11:00 a.m. (tiempo local) el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, ingresó al interior del Templo Sede Internacional de la Iglesia La Luz del Mundo e invitó a la Iglesia a ADORAR A DIOS.

Su presencia en la casa de oración cumple un doble propósito, honrar a la hermana Alma Zamora y edificar a la Iglesia del Señor en la doctrina del Evangelio de vida eterna.

Después de adorar al único Dios Verdadero, el Orfeón Monumental entonó un himno de alabanza a Dios, recordado la hermosa dádiva de Dios a su pueblo: La Elección Santa.

El Varón de Dios, exhortó para que exista la perfección del conocimiento de Dios, para que no llegue el enemigo y confunda los sentidos sino que, con la ayuda del Señor Jesucristo, se fortalezca y crezca.

El hombre de Dios, permitió que se llevase a cabo la honra a la hermana Alma Zamora, por la obediencia, lealtad, sujeción y completa obediencia hacia el Ungido de Dios.

La honra que se otorgó a la hermana Alma, es semejante a la que reciben los ministros y hermanos en la Iglesia La Luz del Mundo, “al que honra, honra”, es la enseñanza del Señor.

Esta honra es diferente a la que Dios ha dado a su Enviado y no debe confundirse; pues para la verdadera Iglesia del Señor no ha confusión.

Próximamente mas información por Coordinación de Crónica Apostólica.

diciembre 14, 2015

El Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García ingresó al Templo Sede Internacional de La Iglesia La Luz del Mundo después de las 5:30 de la mañana y fue recibido con innumerables muestras de amor por todos los congregados. Al llegar a su ministerio, inmediatamente después de saludar a toda la iglesia, elevó su oración al Creador, y el Pueblo de Dios lo acompañó con gran bendición.

La Iglesia entonó, con gran alegría, la alabanza que se preparó especialmente para este día especial y que se tituló: “Cuando el Señor manifestó su Elección”, letra en reconocimiento a su Primer Aniversario del Llamamiento y Manifestación Apostólica.

Como parte del festejo el Pastor Profeta Leandro Ramírez Aguayo, en representación del Cuerpo Ministerial dirigió unas palabras de gratitud y congratulaciones al Ungido de Dios en representación del todo el Cuerpo Ministerial.

Al culminar su presentación ante la Iglesia Universal, el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo realizó un recorrido por la Glorieta Central de la Col. Hermosa Provincia, y saludó a todos los hermanos que se encontraban ubicados en diferentes áreas, después ingresó a su casa, pero minutos depués nuevamente se presentó desde su balcón para saludar a todos sus Hijos en la Fe presentes en la Calzada Dr. Samuel Joaquín Flores, y les dijo, “Dios los bendiga, os saludo con un ósculo santo de amor”.

El Varón de Dios, se despidió e ingresó a su hogar mientras la Iglesia del Señor dobló sus rodillas para orar, agradecidos por el inmenso cúmulo de bendiciones; por haber contemplado el rostro de quien Dios ha elegido, por haber escuchado su consejo y por recibir bendición de sus labios, como esta escrito “El que recibe a un profeta como profeta, recibirá recompensa de profeta; y el que recibe a un justo como justo, recibirá recompensa de justo”, Mateo 10:41.

12-13-2015_uca_hp_thumb-1.jpg?fit=991%2C591
diciembre 13, 2015

El domingo 13 de diciembre, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, saludó a la Iglesia que acudió a Guadalajara a acompañarlo para celebrar el primer aniversario de su llamamiento. Desde el balcón de su casa, cuando el reloj marcaba las 12:20 horas, dirigió un mensaje a los miles de hermanos y hermanas que salían del templo al concluir la escuela dominical, quienes al verle le saludaban levantando su mano.

El Apóstol del Señor, al dirigirse a sus hijos en la fe, manifestó estar feliz de verles y de que hubiesen venido a conmemorar el glorioso momento en que Dios manifestó la Elección Apostólica a la Iglesia. En el reconocimiento a esa obra divina, expresó: “No a mí, no a nosotros, sino a tu nombre, oh Dios, sea la honra, la gloria y la alabanza, porque tú fuiste el que abrió los corazones  y pusiste el creer como el hacer; ahora, a un año de distancia, he visto una Iglesia unida, perfecta en unidad, en deseo, en fe y en obras. Mi oración y mi petición es ésta: ‘Que aquel que inició la obra en ustedes, la siga perfeccionando’”.

Enseguida, mencionó: “Hay muchos proyectos espirituales y proyectos materiales; los espirituales ya han comenzado: la batalla espiritual mañana hará un año que empezó, y después de este tiempo podemos decir que la victoria ha sido de Cristo: miles de almas han venido a la Iglesia del señor, tal vez al principio como oyentes, pero ahora ya están con nosotros”.

Crecimiento espiritual y prosperidad material

Entre los proyectos materiales que tiene planeado desarrollar para embellecer la colonia de hijos de Dios, algunos aún en proceso y otros ya logrando el progreso espiritual de la Iglesia y la prosperidad prometida por Dios. Al respecto, recordó la preocupación de los últimos días del Apóstol Samuel Joaquín por la Iglesia y la colonia Hermosa Provincia, que siempre trató de embellecer y que ahora empezará a reestructurar con la reconstrucción de los edificios para ampliar la capacidad de los albergues para los hermanos que acuden a las festividades religiosas, de cuyos proyectos se están tramitando los permisos y hasta en ello es muestra que Dios está con su Apóstol y con la Iglesia.

También agradeció la ofrenda especial que se llevó a cabo este día, aunque, expresó, lo que más valora es la presencia de la Iglesia que vino a acompañarle para celebrar el primer año de su ministerio, en el que Dios lo ha bendecido en abundancia en todos los aspectos, y en todos los países y lugares que ha visitado, lo que le da la certeza de que Cristo está con él, pero valora más el esfuerzo de los hermanos que con su presencia le están demostrando el reconocimiento a la Elección Apostólica.

Respecto al presente que los hermanos depositaron, les preguntó si podía destinarlo íntegramente para la reconstrucción de los albergues y para adquirir algunos terrenos para una colonia de hijos de Dios en Nicaragua, a fin de devolverles de lo mismo que ellos han dado, conforme lo han propuesto en su corazón; porque, dijo, él también tiene una Señora aquí en la tierra, que es la Iglesia del Señor, a quien desea darle de lo que Dios le ha dado, porque considera que en todo debe ser ejemplo a los hermanos; acción que no es nueva, ya que los Siervos de Dios también han dado de sus tesoros: el rey David separó para la construcción del templo, de la misma manera que los apóstoles Aarón y Samuel Joaquín. “El pago de Dios vendrá a ti, hermano que pusiste ese granito de arena […] Es necesario que nuestra Iglesia siga creciendo y embelleciéndose, porque estas paredes, estos edificios de piedra, son testimonios vivos”, destacó.

La Iglesia del Señor celebra el primer año de la gloriosa manifestación apostólica

​En otro momento​,​ el Apóstol de Jesucristo externó su propósito de participar destinando de la bendición recibida para engrandecer a la Iglesia, a la hermosa amada de Cristo, por la que cuidando de no entristecerla,  determinó que no se conmemorara el día de la separación física del Apóstol Samuel Joaquín, sino celebrar el día de la manifestación de su Elección a la Iglesia, en la que Dios hizo la obra de creer en su Elegido y hoy, a un año de ese día –reiteró– se ve la prosperidad y los frutos que demuestran que Jesucristo está con su iglesia y con su Apóstol.

Y agregó: “Con gran satisfacción puedo decir que mañana celebraremos un año de este ministerio apostólico, no del Llamamiento –que fue el 8 de diciembre de 2014–, y su hermano quiso sacar ese recuerdo de este día porque fue el 14 de diciembre de 2014 cuando Dios manifestó y dio a conocer a su Iglesia la Elección Apostólica de su hermano […]. Qué alegría al ver que la Elección permanece firme y la Iglesia sigue adelante como huestes del Señor”.

Para mí el vivir es Cristo…

En otro momento, recordó el testimonio de la joven de la Iglesia que durmió recientemente, explicó que este acontecimiento –la muerte– no es una desgracia sino un triunfo para ella y su familia, porque era una señorita ejemplar, a quien Dios recogió porque ya había pagado su cuota espiritual, e incluso con su muerte había acercado a la Iglesia a su maestra y a varias compañeras de aula al camino del Señor.

Así abundo: “¿Por qué el señor se la llevó tan pronto? Porque ya no tenía nada pagar en el mundo. Qué diferencia del hombre natural (carnal), quien piensa que la muerte es algo malo para el hombre. Sin embargo, es todo lo contrario para nosotros, pues el vivir es Cristo y el morir es ganancia, porque entonces pasamos a ser inmortales. Alguno se preguntará: ¿Y por qué Dios no dejó vivir más tiempo a la joven que durmió? Porque pagó sus votos a Dios y ya no había más necesidad. Ella cubrió la cuota que tenía que saldar para ser digna y merecedora del reino de los cielos. Luego de su muerte se acercaron un grupo de señoritas y su maestra, a quien ella invitó y sigue recibiendo la Palabra de Dios. Muchas de ellas se convertirán a la Iglesia”.

Posteriormente, volvió a agradecerle a la Iglesia sus presentes, sus manifestaciones de fe, su confianza y el que en todo hayan estado a su lado en este año en que Dios sigue demostrando que está con su Pueblo y con su Siervo;  mientras el impío pensaba que el fin de la Iglesia estaba próximo, lo cual no es así: “Los incrédulos creyeron que esta Iglesia se iba a acabar, se iba a derrumbar y que iba a ver desórdenes; que iba a ver añoranzas, celos y disensiones. Quienes así creían y pensaron que su hermano iba necesitar de algunas personas para crecer en este ministerio, a un año de distancia no han podido prosperar porque ‘Dios me puso en este ministerio’. Dios, en el Amor de cada uno de vosotros, ha avergonzado a los enemigos, quienes creían que con el tiempo iba a fracasar, pero sucedió lo contrario: con el tiempo Dios los ha avergonzado y les ha demostrado que siguen solos, escondidos en sus madrigueras. En cambio, Dios ha demostrado a través del tiempo que su Iglesia sigue como la luz de la aurora: de triunfo en triunfo”.

Despedida

Para concluir su mensaje, pidió a la Iglesia que lo acompañara a entonar el himno “Firmes y adelante”. Para despedirse, agregó: “Dios le pague por estar a mi lado. Y no lo digo por su presencia en este momento, en este lugar y en estos días, sino por este año en el que todos habéis permanecido a mi lado. Sigamos adelante, en el nombre de Cristo Jesús. Reciban un abrazo y un ósculo de amor en Cristo Jesús. Dios los siga prosperando y los bendiga, hoy y siempre”.

12-13-2015_uca_hp20
12-13-2015_uca_hp26
12-13-2015_uca_hp5
12-13-2015_uca_hp7
12-13-2015_uca_hp18
12-13-2015_uca_hp19
12-13-2015_uca_hp3
12-13-2015_uca_hp4
12-13-2015_uca_hp6
12-13-2015_uca_hp30
12-13-2015_uca_hp16
12-13-2015_uca_hp17
12-13-2015_uca_hp27
12-13-2015_uca_hp2
12-13-2015_uca_hp1
12-13-2015_uca_hp11
12-13-2015_uca_hp21
12-13-2015_uca_hp15
12-13-2015_uca_hp24
12-13-2015_uca_hp12
12-13-2015_uca_hp22
12-13-2015_uca_hp_thumb
12-13-2015_uca_hp10
12-13-2015_uca_hp25
12-13-2015_uca_hp28
12-13-2015_uca_hp29
12-13-2015_uca_hp9
12-13-2015_uca_hp13
12-13-2015_uca_hp23
12-13-2015_uca_hp8
12-13-2015_uca_hp14
12-12-2015_uca_hp_thumb.jpg?fit=1007%2C587
diciembre 12, 2015

El sábado 12 de diciembre, a las 4:28 de la mañana, de manera sorpresiva para la mayoría de los hermanos que asistieron a la oración de 5:00 am, se presentó el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, en el templo de Hermosa Provincia en la ciudad de Guadalajara.

El Coro de Hermosa Provincia, los hermanos que ya se encontraban en el interior de la Casa de Oración y los que iban arribando al recinto religioso, se colmaron de gozo al oír el hermoso saludo y consejo apostólico.

No en todo el país se practica la idolatría

Después del emotivo saludo, el Apóstol del Señor pidió a la Iglesia que cantara el himno número 1, titulado: “Abre tu oído”, del que refirió que es una alabanza que incita a no olvidar los momentos tan especiales que el Pueblo de Dios ha vivido y vive a cada momento.

Recordó que este día –12 de diciembre– la población que rinde culto a las imágenes religiosas, se levanta a temprana hora y dirige sus alabanzas a estos ídolos contemporáneos (Cf. Baruc 6), aunque cada vez son menos los mexicanos que practican estas tradiciones: ni son todos los que viven en la Ciudad de México –en donde se practica tal devoción–, ni son todos los tapatíos… En contraparte, dijo: “Hoy, en todo el país, hay personas que se levantan a temprana hora y no dirigen sus pasos a aquel ídolo muerto. Dirigen sus pasos al verdadero Dios vivo, fuerte y poderoso (Juan 4:24) para decirle: ‘¡Oh, Señor, solo a ti se debe de adorar!’”.

En otro momento, destacó el privilegio que tienen aquellos que fueron rescatados por Dios de aquel mundo pagano y supersticioso, y que ahora disfrutan la bendición de adorar al único Dios verdadero. “¡Qué bendición tan grande: Dios no permitió ni siquiera, a algunos de nosotros, nacer en aquellas tradiciones!”, expresó, al recordar las palabras de desprecio que el Apóstol Aarón Joaquín ocupaba para referirse a los días que vivió en el catolicismo romano.

Dios siempre cumple sus promesas

El Apóstol Naasón Joaquín recordó a la Iglesia que un día como hoy, pero de hace 89 años, un hombre llamado Aarón Joaquín arribó a la ciudad de Guadalajara, donde encontró a una población entregada a la idolatría. Sin embargo, cuando se encontraba ante aquel panorama adverso a la encomienda que Dios le había dado, oyó una voz que le decía: “Aquí tengo un grande pueblo”, promesa divina que aquel 12 de diciembre de 1926 parecía una total y absurda mentira, pero que hoy es una realidad cumplida. Y añadió: “Hoy vemos, confirmaos y constatamos que aquella promesa que Dios le hizo a aquel hombre, del cual muchos se burlaron en un principio, hoy la estamos disfrutando porque somos parte de ella”.

Al referirse a las promesas de Dios, hizo un paralelismo con su experiencia personal, en virtud de encontrarse exactamente en la misma vivencia del hermano Aarón aquel 12 de diciembre. La promesa que Dios le hizo hace un año, de multiplicar este Pueblo de manera prodigiosa, tendrá de la misma manera su fiel cumplimiento porque hoy como ayer, Dios es fiel para cumplir.

Con relación al citado himno, que refiere en su coro: “Vive en nuestra mente, su enseñanza siempre”; trajo a la memoria la enseñanza que el Apóstol de Jesucristo Aarón Joaquín dejó, acerca de “la oración de oro”, que en la Iglesia del Señor los hermanos ofrecen al Creador, todos los días, a las cinco de la mañana, y agregó: “No porque ésta oración –la de cinco de la mañana– tenga más valor que la oración de las nueve de la mañana o seis de la tarde, sino por el sacrificio que representa, pues a esa hora es cuando el cuerpo más desea estar durmiendo y, sin embargo, antes de que salga el alba el hermano acude a darle las gracias y pedirle la ayuda a nuestro Dios”.

Afirmó que la oración de la cinco de la mañana fue una revelación de Dios al hermano Aarón, que enseñó el hermano Samuel y que en la actualidad él mismo, como Apóstol de Jesucristo, sigue enseñando, pues dicha enseñanza consiste en adorar a Dios todos los días y no bajo un calendario institucional con determinadas fechas que se celebren como una obligación. Por ello precisó: “Yo quería estar con los que tienen esa enseñanza y la guardan todos los días… tú estás aquí, no porque se te dijo que se iba a presentar tu hermano Naasón; tú estás aquí porque viniste a la oración de cinco. ¿Enseñanza de quién? Enseñanza del hermano Aarón”.

La verdadera adoración es a Dios

Antes de despedirse de los hermanos, el Apóstol del Señor dijo a la Iglesia que al hacer su oración de esa mañana iba a pedir por aquellos hermanos que asisten a Guadalajara, quienes le acompañarán en la celebración del primer aniversario de su Llamamiento a ejercer el Apostolado –el 14 de diciembre–, pero también pediría por aquellos que se quedarían en sus lugares. Por la Iglesia de Guadalajara, por su esposa, por su hijos, por el Cuerpo Ministerial, “porque es la oración que todas las mañanas me incita a levantarme para venir a pedir al Señor la ayuda para que Él siga guardando y cuidando a su Pueblo como hasta el día hoy lo ha hecho; pero también quiero clamar al Señor con alegría y quiero alzar mi voz con júbilo y decir: ‘Señor, este día que el mundo va a alzar a su ídolos para decirles que los aman y que los reconocen, yo vengo a alzar mi voz ante ti y a decirte, por aquella santa y hermosa enseñanza que recibimos de Aarón Joaquín y de Samuel Joaquín, y hoy de Naasón Joaquín: ¡Oh Dios poderoso, Creador del cielo y de la tierra. Oh Señor, solo a ti se debe de adorar!”.

Mientras el Apóstol de Jesucristo elevaba su oración, acompañado de toda la Iglesia –que a esa hora ya había llenado la imponente Casa de Oración–, y del Coro, este entonó los himnos: “A solas al Huerto yo voy” y “Hay una oración”, que enmarcaron perfectamente ese momento tan sublime de comunión íntima entre Dios y su enviado.

Despedida

Tras su oración, enmarcada en un total contexto de espiritualidad, se despidió de los bienaventurados de esa mañana y, aún con las voces del Coro de fondo, preguntó: “¿Verdad que es hermoso venir adorar e inclinarte ante el único Dios vivo?… Me retiro con esa satisfacción, de haber cumplido un día más con mi Dios, de haber venido a darle su honra, su gloria y su a alabanza. Que la paz de Dios y la gracia de nuestro Señor Jesucristo en la cual fuisteis abarcados sea con cada uno de vosotros”.

A su paso por el pasillo central del recinto santo, los corazones desbordaron en voces de júbilo, lágrimas y gestos de regocijo espiritual por el regalo tan hermoso que Dios les hizo participar esa mañana del 12 de diciembre del año 2015.

12-08-2015_uca_las_vegas.jpg?fit=1005%2C587
diciembre 8, 2015

A pesar del frío de la madrugada, desde muy temprana hora la Iglesia La Luz Del Mundo en la ciudad de Las Vegas lucía pletórica. El santo recinto no era suficiente para albergar a todos los hermanos, por lo que se instalaron carpas para acomodar a cientos de hermanos que no fue posible estuvieran en el interior del templo, y allí, en el frío invernal, los Hnos. esperaron con mucho amor, anhelantes de escuchar la voz del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García en este día tan significativo.

El ministro P.E. Jonatán Mendoza ocupo el ministerio para presidir en punto de las 5:00 a.m. para iniciar la consagración. Motivando a la Iglesia a reconocer la grandeza de la misericordia de Dios en este tiempo, puesto que ha tenido a bien incluirnos en su plan bendito.

Cerca de las 5:30 de la mañana, después de haber orado a Dios por el Santo Ungido de Jehová, con el sentimiento espiritual que caracteriza a la Iglesia del Dios Vivo, el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García arribó a la Casa de Oración, y encaminó sus pasos hacia el área ministerial. La feligresía de Las Vegas emitió un clamor de júbilo ante la singular bendición de tener entre ellos al bendito Elegido de Dios.

Después de haber orado a Dios, agradeciéndole la bendición de haber llegado hasta este día tan especial, invitó a la Iglesia a meditar en el motivo de su presentación: “Estamos reunidos para recordar dos victorias. La primera de ellas, el triunfo del Apóstol Samuel Joaquín Flores”. Esto lo dijo, aclarando que el día 8 de diciembre de 2014, el Apóstol Samuel Joaquín no sufrió una derrota, sino que al contrario recibió el máximo galardón a su trabajo: fue recibido en el descanso eterno.

“El segundo acontecimiento que recordamos hoy, es el llamamiento de Dios en su hermano Naasón”. Hace un año, cerca de esta misma hora, el Apóstol de Jesucristo escuchó la Voz de Dios, como corriente de muchas aguas, que le declaraba cuál sería su destino, además de prometerle que multiplicaría a su Santo Pueblo aún mucho más.

Al concluir su presentación, el Apóstol del Señor invitó a la Iglesia orar a Dios, agradeciendo al Todopoderoso por haberle acompañado hasta ese día, por todo un año el Apóstol Naasón y toda su Iglesia han sido testigos del cumplimiento de la promesa de Dios.