Crónica de la trayectoria del batallón enviado a Israel: Su labor evangelizadora — Berea Internacional

enero 11, 2018
01-11-2018_cca_israel0-1280x959.jpg
Información recabada en entrevista realizada por la maestra Elsa López Maldonado, integrante de la Coordinación de Crónica Apostólica, a los integrantes del Batallón en Israel.

(Coordinación de Crónica Apostólica) — 7 de enero de 2018, información recabada en entrevista realizada por la maestra Elsa López Maldonado, integrante de la Coordinación de Crónica Apostólica, a los integrantes del Batallón en Israel.

 

Antecedentes

En la manifestación gloriosa del apostolado de la Nueva era, Dios encomienda este santo ministerio al apóstol Naasón Joaquín García y le da la consigna de hacerse cargo de la iglesia del Señor: “… tú estarás al frente de este pueblo, que si hoy lo ves grande, yo lo voy a multiplicar aún más…”

Con esta promesa vino la inspiración de Dios a su enviado, acerca de la forma en que se lograría el crecimiento prometido; por lo que autorizado por Dios para extender el periodo de dispensación para los gentiles renovando el periodo de misericordia para el mundo (que aún no ha recibido la doctrina), profetizada en una hermosa promesa de expansión del Evangelio y por ende de gran crecimiento en la Iglesia del Señor; empresa espiritual que implicó que el Siervo de Dios inspirado por el Señor, planeara estrategias necesarias para que esta profecía tenga su cumplimiento.

Para ello se propuso preparar a la iglesia para reemprender con más ahínco la labor de la evangelización e incluir en este trabajo, a la juventud de la iglesia que tuviese deseos de salir a la obra misionera, a los jóvenes y señoritas mayores de 18 años que tuvieran vocación para la predicación, conocimiento doctrinal o deseo de aprender, hábito de escudriñar las Sagradas escrituras y disposición para aprender una lengua extranjera.

Tanto el apóstol de Jesucristo, como la feligresía fueron testigos de cómo Dios hizo la obra perfecta en el corazón de la iglesia, que aceptó plenamente y de convicción, la elección apostólica, fe que ante todo instó a la juventud a sumarse a los proyectos que darían impulso a la evangelización: Fortalecer el hábito de la lectura de las Sagradas escrituras y estudiar un idioma ajeno al materno, propósito que el Varón de Dios impulsó con la implementación de clases de Alemán, Italiano, Francés, Ruso, Polaco, Japonés, Mandarín, Árabe y Hebreo.

Tras meses de estudio, la juventud se dispuso a salir a la obra y habiendo logrado el domino básico de una lengua extranjera, el Apóstol de Jesucristo los organizó por batallones bajo la responsabilidad de un capitán para enviarlos a los países correspondientes, en donde ya hubiese algunas almas bautizadas.

 

El Apóstol de Jesucristo envía un batallón de Obreros a Israel

En este grupo de jóvenes misioneros, destacan los que estudiaban el hebreo, quienes fueron enviados a Nazareth en Israel, uno de los países de mayor reto para la iglesia del Señor, en su misión evangelizadora; porque si bien es cierto, que es el país en que nació el Señor Jesucristo, su pueblo no lo recibió, ni lo han hecho aún, (salvo tres personas de Nazareth, con las cuales se inició la iglesia La Luz del mundo en Israel) lo cual implica un trabajo mayor para los Obreros y Obreras que fueron enviados a esa región, a donde el primer grupo partió el 11 de diciembre de 2015 y el segundo el 5 de abril de 2016. Este batallón iba bajo la responsabilidad del pastor Leví Mosqueda, quien los instaló precisamente en la iglesia de Nazaret y posteriormente a siete de ellos los envió a Tel Aviv, a cargo del O E David Delgado; a otros siete los instaló en Haifa y como responsable el O E Eduardo Andrés Ortiz López y el resto se quedó en Nazareth al cuidado del hermano Jhonn Mondragón.

 

La obra en Tel Aviv

Tel Aviv es oficialmente la capital de Israel, el más pequeño y el más densamente poblado de los seis distritos administrativos de Israel, con una población de 1,2 millones de habitantes, es el único de los seis distritos que no limita con los Territorios palestinos ni ninguna frontera internacional , por estar rodeado por el norte, este y sur por el Distrito Central y al oeste con el Mar Mediterráneo, es una ciudad moderna, la segunda en tamaño y población de Israel, fue fundada en el año 1906 a las afueras de la ciudad portuaria de Jaffa, con la que terminó por fusionarse en 1950 y se localiza a unos 60 km. de Jerusalén.

La obra misionera del batallón de Tel Aviv en Israel está a cargo del hermano David Delgado, un joven muy responsable, que en sujeción a su Capitán y a la confianza que el Apóstol de Jesucristo les dispensa, él coordina al grupo conformado por los hermanos David Ruiz, Pedro Jiménez, Salma Fernández, Azuba Montejo, Naara Covarrubias y Rachel Ávila.

Ellos se congregan en una estancia del departamento ubicado en Bosem St 85, Tel Aviv-Yafo, Israel, en donde tuvimos la oportunidad de entrevistarlos, escuchar la transmisión de la Presentación apostólica del 14 de diciembre de 2017 y corroborar que hasta esa latitud es oída la voz de un Apóstol y que sus Obreros enviados a ese país, permanecen leales a su Siervo y fieles a su misión evangelizadora trabajando con ahínco para sembrar la gloriosa semilla del evangelio, con la predicación y el ejemplo de vida en sus trabajos y en actividades de difusión que realizan en la medida de sus posibilidades y conforme lo faciliten las circunstancias; ya que las autoridades no permiten la predicación de casa en casa.

Sin embargo, durante la visita verificamos su entusiasmo por la obra y el que están orgullosos de ayudar al Siervo de Dios en sus proyectos de expansión de la Iglesia La Luz del Mundo, ya han logrado aceptación social y aún laboral, por sus costumbres religiosas, su forma honesta de conducirse y por el vestuario de las hermanas, que lo portan de manera similar a las mujeres judías de esa ciudad.

Otro de los logros es que además de tener empleo, tienen la oportunidad de conocer la cultura del país y perfeccionar el conocimiento del idioma, incluso ya están por inaugurar la primera casa de oración, en donde esperan congregarse con las primeras personas que están empezando a escuchar la doctrina. El recinto en el que se establecerán está ubicado en una avenida principal de la Capital israelita, en 87 Levinzky, Tel Aviv.

 

Actividades de evangelización que realizan

Algunos obreros externaron que la obra en Israel es un gran reto, porque doctrinalmente tienen que picar piedra para penetrar la semilla en gente que no aceptó al Señor por Mesías; no obstante reconocen que la obra es de Dios y Él va a poner los medios para ablandar los corazones de las almas que sean para salvación y si el Apóstol los envió, es porque en ese lugar prosperará la Iglesia; lo cual ellos también creen al ver la necesidad que tiene la gente, que no ha sentido ni conocido el poder de Dios y su evangelio.

Actualmente sostienen pláticas con testigos de Jehová y evangélicos trinitarios, reparten folletos, acuden a cantar alabanzas a Dios en lugares turísticos y concurridos, visitan a los oyentes en sus casas, dan testimonio en sus respectivos trabajos y en la sala de la casa en la que habitan participan en las oraciones. En los parques aprovechan para realizar Servicios de evangelización.

 

Principales Obstáculos que enfrentan en la evangelización

Explicaron que además de las costumbres radicales de los judíos, enfrentan algunas adversidades que les obstaculizan la evangelización, el no conocer suficientemente el idioma, las diferencias doctrinales sobre Jesucristo y el que se encuentran con algunos que creen recibir revelación directa de Dios. Sin embargo consideran que están saliendo adelante, no obstante que la vida en ese país es muy cara y además de las labores de evangelización, los varones tienen que emplearse en algún trabajo material, que va desde preparar y vender donas, realizar trabajos de construcción y de jardinería. Las obreras cuidar niños o realizan labores domésticos y de limpieza.

 

Aprendizaje en su tiempo de estar en Israel

Se expresaron satisfechos de estar trabajando para apoyar el sostenimiento de la obra y para sus gastos personales. Además se mostraron orgullosos de que socialmente los acepten por recomendación de sus empleadores, porque además del pago, la convivencia les permite perfeccionar el conocimiento de los idiomas hebreo e inglés, aprender más de la cultura y pensamientos de las diferentes doctrinas. Incluso sienten que en ellos ha crecido el amor a las almas al ver la necesidad espiritual en ellas. También han experimentado un crecimiento en la práctica de la doctrina y en la paciencia para vencer las dificultades con fe en Dios.

 

Diferencia en la forma de predicar a un judío y a un musulmán

Nos explicaron que en ese país hay una minoría de católicos y de Judíos mesiánicos que creen en el Señor Jesucristo, a los judíos radicales les predican con el Antiguo Testamento mientras que a los musulmanes se les tiene que hacer saber que Cristo es el hijo de Dios y aunque la obra, el Señor la hace, es necesario tener mayor fluidez al hablar el inglés o el hebrero; ya que en Israel la mayoría de las personas hablan también el inglés.

 

Consejo para los obreros que están estudiando hebreo

Ante esta necesidad que advirtieron y que viven cotidianamente les enviaron un consejo a los jóvenes que en cualquier parte del mundo estén estudiando Hebreo, “que tengan confianza en Dios, esfuércense en aprender el idioma con mucha oración para alegrar al Siervo de Dios.”

 

Saludo para el Apóstol de Jesucristo:

Para concluir la entrevista, que se realizó después de escuchar la transmisión de la magna presentación del 3er aniversario Apostólico de la nueva era, los integrantes del batallón de Israel establecidos en Tel Aviv, felicitaron al Siervo de Dios y le enviaron un afectuoso saludo, en el que expresaron su Fe en su Elección y el deseo de servirle hasta el último aliento, reiteraron que seguirán fieles en el servicio a Dios y en la obra del Señor, llevando la luz del evangelio a la gente de ese País en donde nació Jesucristo y en quienes advierten gran necesidad de Dios; porque aunque en esa nación son muy religiosos, tienen costumbres radicales apegadas a la tradición y no conocen a Dios ni la forma adecuada de servirle.

Finalmente le grabaron un saludo que transmitiremos al Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García en el que al unísono dijeron:

“Mi señor, le amamos y defenderemos su Elección hasta el ultimo aliento, ¡felicidades en su 3er aniversario Apostólico” .

De igual manera le ruegan de su oración para que Dios les fortalezca su Fe, les conceda éxito en la misión que les ha encomendado, concluyeron: “El alto Dios lo bendiga siempre, Apóstol de Jesucristo.”

 

La obra del Batallón en Haifa

La obra misionera del batallón de Haifa en Israel está a cargo del Obrero evangelista Eduardo Andrés Ortiz López, quien coordina a los Obreros evangelistas Eliel Lugo, Areli Cruz Bernabé, Saudi Jocabed García Vázquez, Ismari Elisa Villegas Bernal, Irais Lezama Gómez y a Eva Elisúa Sánchez González, quienes llegaron a Nazareth, Israel en enero del 2016 y en febrero de 2017, su Capitán, el P E Leví Mosqueda los estableció en Haifa, Israel.

Esta ciudad fue establecida en las laderas del Monte Carmelo y en los litorales del Mar mediterráneo. Su historia emana de los tiempos bíblicos, ya que a través de los siglos, ha sido administrada primero por sus fundadores los hebreos, y por tener el puerto marítimo más importante de Israel, situado en la Bahía de Haifa la ocuparon los persas, los romanos, los bizantinos, los árabes, los cruzados, los otomanos, los egipcios, los británicos y finalmente los israelíes. Desde el establecimiento del Estado de Israel en 1948, la ciudad está gobernada por la administración local del municipio de Haifa, es la tercera ciudad más grande del país, la capital del distrito homónimo, con una superficie de 854 km², uno de los seis distritos que forman Israel, se encuentra a unos 90 kilómetros al norte de Tel Aviv.

 

Actividades que realizan los miembros del batallón en Haifa

Los jóvenes misioneros enviados por el Apóstol Naasón Joaquín, al llegar a Israel se establecieron en la casa pastoral de la iglesia en Nazareth y actualmente en Haifa viven en un departamento ubicado en Ben Yehudah 47. Al igual que los obreros y obreras evangelistas de Tel Aviv, los integrantes del batallón de Israel en Haifa trabajan parte de su tiempo realizando labores domésticas, pintura de casas, jardinería, elaboración y venta de donas y para ganar el aprecio de la población apoyan en el voluntariado de Asociaciones Civiles.

Además del trabajo material realizan las siguientes actividades para la evangelización de las almas: Salir a la obra, entregar folletos, participar en el coro, organizar pequeños convivios para dar a conocer la iglesia, presidir o participar en las oraciones y Servicios de Alabanza en parques públicos, visitar asilos y locales comerciales, entablar pláticas en sinagogas mesiánicas y judías ortodoxas, predicarles a los católicos en las explanadas de los templos y a los evangélicos en sus casas de oración.

 

Obstáculos que enfrentan

Como toda misión que inicia enfrenta obstáculos y para los obreros de Haifa el principal es la barrera del idioma y los trámites legales que les requiere el país. No obstante la pluralidad de etnias y creencias que proliferan en Haifa, la obra no es fácil por las ideologías arraigadas de la población, aún no han tenido bautismos y a la fecha sólo se reúnen con siete personas que los están escuchando.

 

Lo que han aprendido en la obra en Israel

Admiten que es dura la obra, pero les ha servido para conocer y diferenciar prácticas religiosas de la gente, que pese a ser muy religiosos, poco saben del Dios verdadero, al ver esta necesidad el Señor les ha aumentado el amor a las almas, han crecido en obediencia, en responsabilidad, en la predicación, en el trabajo en equipo y sobre todo han logrado un considerable avance en el dominio de los idiomas hebreo, inglés y árabe, así como en el diseño de estrategias para dar a conocer la doctrina de la Luz del Mundo, tanto a judíos como a musulmanes

 

Consejo para los jóvenes y señoritas que estudian hebreo para salir a la obra

“Que estén convencidos de lo que van hacer, amen la obra, estén conscientes de los sacrificios que implica esta vocación, que no se desanimen, Dios siempre provee para sus hijos, nosotros hemos sido testigos de ello, que Dios nunca deja a los que le aman, confiando siempre que no van solos, Confíen en la oración del Apóstol de Jesucristo. Ante todo, la lealtad y fidelidad al Apóstol de Jesucristo.”

De igual manera le enviaron un saludo al Apóstol de Jesucristo, el cual transcribimos en cumplimiento al deseo de los entrevistados:

“La paz de Dios que mora en su corazón y que es abundante bendición para nosotros repose en todo su ser, primeramente Dios le pague por la oportunidad que nos brinda de servirle y la confianza que depositó en nosotros, nuestro deseo es ser una alegría, manifestándole nuestra lealtad y fidelidad para su tranquilidad y a pesar de las tribulaciones que podrían presentarse, o pese a ello reafirmamos nuestra obediencia, lealtad y fidelidad…” Le aseguraron que en ningún momento se han sentido solos, Dios los ha guardado por la oración apostólica y finalmente expresaron: “seguiremos proclamando hasta el último aliento que Dios nos permita, que en la tierra hay Varón de Dios.

¡Dios le bendiga!, ¡lo amamos en Cristo Jesús!

Sus hijos en Haifa, Israel

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.

error: