Cuatro almas nuevas llegan al aprisco.

Col. Tejocote, Ecatepec, Estado de México. (Berea Ciudad de México)— “¡Seguro se halla el aprisco!“, exclamó el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, la madrugada gloriosa del domingo 14 de diciembre de 2014, cuando el Señor manifestó su llamamiento para consuelo y seguridad del Pueblo de Dios; y en esta localidad del Estado de México, cuatro almas hallaron este aprisco de protección y decidieron bajar a las aguas del bautismo.

El D.E. Jacob Gutiérrez Avelar fue el ministro en turno que invocó el poderoso nombre de Jesucristo sobre las almas que fueron bautizadas, todas ellas por conversión, para perdón y remisión de sus pecados. Minutos antes, el Enc. Noé Carrillo Pinzón tomó la protesta correspondiente a los cuatro vencedores en Cristo, al tiempo que alrededor de 30 visitas fueron testigas del momento bendito de su nuevo nacimiento en el Señor.

El aprisco sigue estando seguro para la Iglesia del único Dios Vivo y cada día más almas también hallan refugio y protección bajo el amparo de la Autoridad Apostólica.

22 de abril de 2018.

[srizonfbalbum id=3186]