¡Dios sigue prosperando a su pueblo!

San Nicolás Bravo, Ecatepec Estado de México. (Berea Ciudad de México)— Gran fiesta se vivió en la colonia San Nicolás Bravo cuando un alma decidió bajar a las aguas del bautismo, uniéndose así al sagrado cuerpo de Jesucristo.

Al término de la escuela Dominical el ministro Severiano Mendoza Martínez, invitó a la Iglesia a entonar la alabanza “Eran cien ovejas”, mientras el hno. Carlos Enriquez Prieto pasaba al frente para manifestar su deseo de bajar a las aguas del bautismo.

Posteriormente, el D.E. Arturo Macías de Aguirre, autorizado por el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, llevó a cabo tan noble acto, invocando el nombre del Señor Jesucristo, para el perdón de pecados.

Al finalizar este acto sagrado, el ministro Fernando Sánchez Gil, dio la bienvenida, a un nuevo miembro que queda inscrito en el libro de la vida, haciendo referencia que hay fiesta en los cielos por un pecador que se arrepiente.
[srizonfbalbum id=3180]