El Apóstol de Jesucristo acude al edificio Judá en el triunfo del hermano Lorenzo Barba

GUADALAJARA, Jalisco (Berea Internacional) — Los hermanos que se encontraban en el edificio Judá, de la colonia Hermosa Provincia, velando el cuerpo de quien en vida fuera el hermano Lorenzo Barba, recibieron la bendición de que el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, al término de su oración matutina, fuera a este lugar a acompañarles. Todos los hermanos que se encontraban reunidos ahí, se alegraron y le dieron la gloria al Señor al presenciar la llegada del apóstol del Señor, quien tomó su ministerio para dar testimonio de la vida del hermano Lorenzo. Este triunfo alegró al Apóstol de Jesucristo ya que el hermano Barba fue muy estimado por él y por el apóstol de Jesucristo Samuel Joaquín.

El hermano Lorenzo Barba triunfó en los brazos del Señor y fue fiel a la elección todos los días de su vida, siendo su prioridad alegrar al apóstol de Jesucristo Samuel Joaquín en su momento. El Varón de Dios dio testimonio de su fidelidad y expresó que, aunque el hermano Barba tuvo muchas luchas, fue un gran ejemplo para la Iglesia del Señor y para su familia.

El Apóstol del Señor, invitó a todos los hermanos presentes, a entonar la alabanza “No hay tristeza en el cielo…” y al término de ésta, le dijo a la Iglesia que junto con él, elevaran una oración por la familia del hermano Lorenzo; enfatizó que el hermano educó a sus hijos en las cosas de Dios, siendo que uno de ellos le ayuda en la obra evangelística, por lo que extendió su misericordia a sus otros dos hijos y les invitó a que se unieran a él en esta obra, diciéndoles que él tenía trabajo para ellos y que fuera como un testimonio de la enseñanza que recibieron de su padre, quien fue fiel a la elección hasta el último aliento de su vida.

El hermano Lorenzo Barba perseveró en la Iglesia del Señor por poco más de 30 años, se bautizó en 1987, y de 1988 a 1996 colaboró en la obra del Señor.

Album Not found