El Apóstol de Jesucristo inaugura exposición fotográfica

El pasado 8 de marzo, fue inaugurada la exposición fotográfica “Inicio de una era apostólica”, que tuvo lugar en el Centro Recreativo SJF, en la colonia Hermosa Provincia de Guadalajara. Ante miles de asistentes, el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, cortó el listón inaugural.

El tema central de esta exposición fotográfica y de multimedia es la Primera Gira Universal del Apóstol Naasón Joaquín, que tuvo verificativo del 15 de enero al 16 de febrero del presente año, en seis países de Sudamérica (Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay y Colombia), así como la presentaciones apostólicas en las Iglesias de Houston y Dallas, a fines de febrero.

El reloj marcaba las 13: 07 horas cuando el Apóstol Naasón Joaquín cortó el listón inaugural. En sus palabras inaugurales dijo a los presentes: “En el Nuevo Testamento leemos unas historias, crónicas y hechos de la vida de la Iglesia Primitiva, pero son historias pequeñitas que no encierran realmente todo lo que se vivió en aquella época. Dice la Palabra del Señor que si se escribieran los testimonios que tan solo el Señor Jesucristo hizo, no cabrían en el mundo esos libros. Quiere decir que hubo muchas maravillas, milagros y testimonios de los cuales, lamentablemente, solo contamos con una muy mínima porción de esa grandeza de hechos y vivencias que tuvo nuestro Señor, y a la vez también los apóstoles de la época primitiva.

La historia de la Iglesia en esta nueva época

“Hoy, hay un libro llamado “La Historia del hermano Aarón Joaquín González”, y es increíble pensar que en ese pequeño libro se narre toda la vida, testimonios y hechos del hermano Aarón en el inicio de su Ministerio. No. Hay mucho más que eso. Hubo más testimonios de los que podemos leer en ese pequeño librito.

A semejanza de lo anterior, recordó también que los 50 años de trabajo del Apóstol Samuel Joaquín –fechas de distintas actividades, sucesos y creaciones que llevó a cabo– no podrían resumirse en los pequeños libros que se han escrito. Y añadió: “Tuve el deseo de formar la ‘Unidad de Crónicas Apostólicas’, que no solamente se dedicará a anotar los hechos, vivencias y trabajo que su hermano está desempeñando, sino que también se encargará de seguir recolectando las historias de las Iglesias de los estados y las naciones adonde ha llegado el Evangelio del Señor. En cada lugar quedará una copia, pero también la ‘Unidad de Crónicas’ traerá una copia para que en la biblioteca que se va a edificar todas las generaciones, desde ahora en adelante, puedan leer y ser testigos de nuestra hermosa historia.

“Hay tantas maravillas y testimonios, no solamente generales, sino individuales, que trascendieron en la formación de cada Iglesia y es muy hermoso que nuestra juventud y nuestra niñez conozcan y sean parte de ese testimonio que en cada lugar se dio y seguirá dándose.

Los testimonios contemporáneos: referencias de fe para las futuras generaciones

“Hoy formo esta ‘Unidad de Crónicas’ para que se encargue de dar orden a lo que ya nuestro hermano Samuel Joaquín había pedido anteriormente, y que también se encargue de llevar los hechos, el testimonio y las crónicas del trabajo que Dios me ha encomendado, para que la Iglesia sea parte de él y testigo de la misma, y que quede esta historia para las futuras generaciones.

“Leemos en la Santa Biblia Los Hechos y las Crónicas que sucedieron de un Pueblo Elegido de Dios, y posteriormente de la Iglesia de Cristo. Pues ahora, al igual que la Iglesia Primitiva, nosotros somos la Iglesia de Cristo y esta es nuestra historia, la que tiene que quedar registrada para las futuras generaciones, con el fin de que también ellas sean testigos de tantas maravillas, como nosotros leemos en el Antiguo y Nuevo Testamento: milagros, maravillas, proezas que hicieron los hombres de Dios.

“Habrá momentos en que mande a los jóvenes a predicar, y ellos también mandarán sus fotos, videos y testimonios, que serán muy hermosos y grandes. Mientras nosotros estaremos orando para que Dios los bendiga, ellos nos irán enriqueciendo con esos testimonios y seremos seguidores presenciales, auditivos y visuales del trabajo que también los obreros estarán desempeñando. Mandaré Pastores a llevar Santas Cenas, y también se harán exposiciones de esas fiestas tan hermosas, y por medio de esta ‘Unidad de Crónicas’ seremos participes de lo que está sucediendo en la Iglesia del Señor, y posteriormente quedará archivado en la nueva librería que se hará para que toda la Iglesia en algún momento vuelva a recordar esos hermosos acontecimientos.

“Y qué bonito que así como ahora nosotros contamos para animarnos, aconsejarnos, exhortarnos al amor y las buenas obras, a la fe… tomamos un ejemplo de la Biblia de una maravilla, un testimonio, un milagro, una hazaña –tanto los hombres de Dios como de la Iglesia–, ahora tomemos de las hazañas de los testimonios, de los ejemplos actuales, de los que nuestros ojos irán siendo testigos y que por medio de esos testimonios también, al igual que usamos la Biblia, que es el testimonio antiguo, usemos también esta nueva Biblia que se estará escribiendo para animarnos y exhortarnos los unos a los otros, pero ya ahora con nuestra historia, con las maravillas que Dios hará en nuestra época en la Iglesia del Señor, dentro de este ministerio que Dios me ha concedido.

“Por otra parte, los hermanos buscarán el registrar todo lo que puedan tanto del tiempo del Apóstol Aarón Joaquín como del Apóstol Samuel Joaquín, y que queden nuestros nombres en esa bella historia.

“Qué bonito será que leamos esas Crónicas y que tomemos los testimonios de los hermanos de Colombia, Australia, España, Francia…, y que sean nuestros propios ejemplos los que nos sirvan en la actualidad para seguir adelante en la Iglesia del Señor, porque hasta el día de hoy ¡Dios se sigue manifestando con grandes maravillas, hazañas, testimonios, sueños, trabajos, triunfos que Dios ha dado y aún pruebas que Dios da a algunas Iglesias! Y de las cuales nosotros desconocemos

Despedida

“Ahora, por medio de esta unidad, Dios bendiga a nuestros hermanos de esta “Unidad de Crónicas apostólicas” para que nos traigan ese tesoro hermoso que a veces desconocemos y por medio de él seamos también edificados.

“Con este fin y propósito su hermano establece esta ‘Unidad de Crónicas’, que a su vez llevará la responsabilidad de establecer en cada Iglesia una unidad para que se vayan recopilando las crónicas de lo que sucede en cada una de ellas: ‘Bautismos, avivamientos, milagros, señales, obritas nuevas que se vayan abriendo…’, y así la Iglesia pueda tener acceso a todo el trabajo que se está dando en la Iglesia del Señor. Con grande alegría y satisfacción inauguro esta primera exposición, que será la primera de muchas exposiciones. En el nombre del Señor y para la edificación de la Iglesia de Cristo”.

Al finalizar su recorrido por la exposición fotográfica, el Apóstol Naasón Joaquín dirigió unas palabras de despedida a los asistentes: “Ha sido muy hermoso recordar el triunfo que Dios nos concedió. Confirmada está toda la Iglesia, pero es bonito darnos cuenta de que no se ha dicho ni aun la mitad. Este ministerio apenas va iniciando y lo que Dios me mostró en aquellos países fueron grandes maravillas, de la cuales cada uno de nosotros seremos testigos”, concluyó.