Embellece a la próspera Matamoros el Apóstol de Dios y llama a la gratitud

Matamoros, COAH. (Berea Internacional) — Aquí en este municipio integrante de la comarca lagunera, que ya conforma la zona metropolitana de Torreón, el Gran Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García pasó a saludar a sus hijos en la fe, vio su alegría, su prosperidad y la belleza de su Casa de Oración, y fue feliz.

Iglesia antigua en Coahuila, desde los años 60 con Ministro asignado, hoy la Casa de Oración en Matamoros se erige hermosa en zona céntrica.

Pero más hermosa halló el Enviado de Dios su prosperidad espiritual y material, y más hermosa la dejó con sus palabras.

Los hermanos le recibieron como ha sido normal en Coahuila: como al mismo Jesucristo.

Y por eso les llamó a ser agradecidos, tras anunciarles más bendición de Dios, “Solo que os comportéis con gratitud.

¿Que es la gratitud? La gratitud es la virtud que nos ayuda a no olvidar los beneficios recibidos de Dios” les precisó.

Acto seguido, les preguntó si habían recibido bienes de parte de Dios, si Dios los había bendecido, si los había abarcado en su gracia, si les ha hecho sentir su presencia y su bendición.

A cada pregunta halló manos en alto, voces libres y gargantas poderosas, con estruendosos ¡amén! mezclados con un llanto dulce.

Entonces, exclamó, ¡no te comportes como aquellos diez leprosos que buscaban al Señor para que los limpiara y los limpió, pero solo uno reflexionó, se regresó y le fue a agradecer al Señor, quien le preguntó si no eran 10 y lo admitió!

Ante eso insistió a estos hermanos prosperados: “¿Has sentido que Dios te contesta? ¡Demostremos gratitud! ¡Que cuando me vaya no sean uno o dos los que deis testimonio sino sean todos los que digan que en la tierra hay un Siervo de Dios!

Como regalo antes de irse, el Amoroso Apóstol de Jesucristo, prometió llevarlos en oración continua.

¡Matamoros Coahuila: tu tiempo ha llegado!

[srizonfbalbum id=2757]