En Tepic, Nayarit, el Apóstol Naasón Joaquín concluye la undécima etapa de su Gira Universal

(Coordinación de Crónica Apostólica) — Ante un auditorio con capacidad para más de doce mil personas —que fue sobrepasado con la asistencia de quince mil asistentes—, y el reconocimiento de propios y extraños, el Apóstol y Maestro Naasón Joaquín García, culminó el 5 de noviembre de 2017, la ultima presentación oficial de la undécima etapa de su Gira Universal que abarcó los estados de Michoacán, Aguascalientes, Colima, Jalisco y Nayarit.

 

Sinopsis histórica

Nayarit es un estado donde la Iglesia La Luz del Mundo tiene uno de los mayores crecimientos en la República Mexicana. Y es que desde el año 1927, Dios inspiró al Apóstol Aarón Joaquín para que viniera de la ciudad de Guadalajara a esta tierra a anunciar el Evangelio de la salvación, haciendo un recorrido a pie desde la capital jalisciense, pasando por El Arenal, Amatitlán, Tequila y Ahuacatlán.

Al llegar a la ciudad de Tepic, se situó en uno de los portales que existen frente a la plaza principal de este lugar, donde por ser una zona de comercio concurrida, aprovechaba el paso de aquel rio humano para anunciar las buenas nuevas de salvación. Fue ahí donde entre aquellos que se acercaban a oír su predicación, se encontraba un hombre llamado Nemesio Pulido, quien era dueño de un negocio de huaraches y quien un día, al término de una de sus predicaciones, lo invitó a su negocio para regalarle un par de huaraches nuevos.

Transcurrieron diez años de arduo trabajo para cosechar los primeros bautismos en este lugar, efectuados en el año 1937. Hoy, a 80 años de distancia, la situación es distinta: Dios ha prosperado sobremanera al estado de Nayarit. El Apóstol Naasón Joaquín llegó a un Tepic inundado del Evangelio de Cristo, donde es posible encontrarse con hermanos prácticamente en cualquier parte de la ciudad y del estado, y donde además sus hijos en la fe llevaban casi quince años aguardando una visita apostólica.

 

Tras una larga espera

Eran las nueve de la mañana del día señalado por Dios para este esperado encuentro. Faltaba una hora para dar inicio al evento y el auditorio Amado Nervo (el más grande de Tepic), estaba a su máxima capacidad. Los coros del estado de Sinaloa, el de la Zona Metropolitana de Guadalajara y el coro del estado anfitrión realizaban los últimos acordes al repertorio del que harían gala, en esta majestuosa presentación apostólica. Al mismo tiempo, cámaras de video, drones y sonido eran verificados. Las abanderadas de los 55 países donde actualmente tiene presencia la Iglesia e incluso la Comisión de salud compuesta por médicos, paramédicos y enfermeras, recorrían ya los distintos niveles del auditorio, supervisando meticulosamente algún posible requerimiento. Acomodo eclesiástico y protocolo, afinada sus últimos detalles y los distintos medios de comunicación masiva, iban arribando al lugar para dar cobertura al evento.

Cabe destacar la presencia de las autoridades que asisiteron a la presentación del Apóstol Naasón Joaquín en la capital Nayarit, entre ellos: el maestro Francisco Javier Castellón, alcalde de Tepic, Leopoldo Domínguez Gonzalez, Presidente del Congreso del estado, los diputados Javier Hiram Mercado Zamora, Juan Carlos Covarrubias García, Ericka Leticia Jiménez Aldaco, Jorge Armando Ortiz Rodríguez; así como siete regidores, Dinora de Jesús Becerra, Presidenta de la Asociación Civil Mexicana de Mujeres Empresarias y algunos empresarios de la región como Sergio Emilio Hernández Porras, Martín Horacio Pérez López, Hugo Rodríguez Murray, Higo Rodríguez Jiménez, Araceli Beltrán, Ezequiel Parra y esposa, Guillermo Aguirre y Antonio Tello entre otros, quienes tuvieron asiento en primera fila.

 

Inicio

A las 9:30 de la mañana, los coros unidos comenzaron a hacer su función de corazón espiritual, indicando con el himno titulado “Contigo estoy tan feliz” y seguido por una gama de entonaciones espirituales que ejercieron en los presentes un ánimo singular para glorificar al Alto Dios, “Yo adoro a un Dios Omnipotente”, “El Ángel de la consolación”, “Hermosa Bendición”, “La Luz de un Apóstol”, “Nardo de Justicia y Gloria”, entre otros.

A las diez de la mañana el hermano P.E. José Hernández, interrumpió a los coros para dar inicio a la consagración de esa mañana, acto que simboliza la preparación espiritual que prepara los corazones para recibir la palabra que sigue a continuación; entre tanto se pudo observar un montacargas que introducía bloques de asientos en la parte posterior del estrado principal, a causa de la insuficiente capacidad del recinto ante tantas visitas.

Después de que el pastor invitará a la iglesia reunida a hacer su primera oración de Acción de gracias, pidió a todos entonar el primer himno de esa mañana titulado: “En las tinieblas la luz resplandeció” acerca del cual refirió que desde 1926 a la fecha, esa luz del evangelio alumbra al mundo y cuando Salomón inquiría proféticamente: “ ¿Quién es esta que se muestra como el alba, hermosa como la luna, esclarecido como el sol, imponente como ejércitos en orden…”, se estaba refiriendo a la Iglesia La Luz del Mundo que en este tiempo de gracia es la responsable de alumbrar a todos aquellos que aun no han visto la luz de Cristo en sus vidas.

Enseguida procedió a dar lectura a un salmo para orar por el Ungido de Dios que ha estado recorriendo en esta etapa de su gira, cinco estados de la república, donde ha visitado desde las grandes ciudades, hasta las poblaciones más pequeñas donde hay pueblo de Dios y que este día se presentaría en este majestuoso auditorio. Al término de la oración pidió a los coros unidos que entonaran la segunda alabanza de la consagración.

 

El anhelado arribo apostólico

A las 10:30 de la mañana, mientras el coro alababa a Dios, se oyó un estruendo de voces en el interior del auditorio, que anunciaba el anhelado arribo del Apóstol de Jesucristo a este lugar. Una gran nube de vestidos de blanco alzaba al mismo tiempo, manos, corazón y voz para recibir al Ungido de Cristo, quien con paso lento, se dio tiempo para saludar a todo un pueblo habido de su presencia, “Dios les bendiga, Dios les guarde, mi corazón se alegra de estar con ustedes, también yo anhelaba este momento, soy vuestro en Cristo Jesús, mientras su característica sonrisa y sus brazos levantados repartían bendiciones a raudales.

Llegó hasta el ministerio principal e invitó a su pueblo a adorar a Dios en oración. Al término de la oración, la iglesia entonó el himno de bienvenida, titulado “El Embajador de Jesucristo”, cuya autoría pertenece al P.E. Baltazar Méndez Godoy: “Sea bienvenido santo Apóstol del Señor”, culmina el himno.

A continuación el hermano P.D. Rigoberto Mata Medina le dio la bienvenida a nombre de todo el estado de Nayarit, exaltando la obra manifiesta de Dios, desde 1937 hasta el día de hoy, en que han sido testigo del crecimiento del Pueblo de Dios en este lugar y de que la obra de Dios continua en él “desde que entró al estado de Nayarit, ha constatado que este pueblo le ama… Pueblo de Dios, aquí esta el elegido de Dios” mientras que todos los reunidos y con pleno reconocimiento y fe de Dios respondían “Amen así es” el Pastor a nombre de todos ellos culminó: “sea bienvenido en el nombre del Señor Jesucristo”.

Y dijo: “Nayarit, Casa y Morada de la Elección apostólica, majestuosa e imponente Nayarit, mi alma se llena de alegría y mi espíritu se enciende por la presencia de Dios, en cada uno de vuestros corazones y quiero saludarlos de la siguiente forma porque es lo que yo he visto en cada uno de vosotros: Que la paz de Dios inflame vuestro corazón de su presencia, – en una bella comparación simbólica-espiritual le refirió: Iglesia de Nayarit, estas vestida de gloria y eres memorable, he aquí toda tu eres hermosa, porque, te encuentro llena de obras de justicia, fieles a la Elección siempre, constantes en el trabajo espiritual y creciendo en la obra del Señor. Me siento dichoso hoy, porque mis pies han pisado estos surcos por donde también pisaron dos grandes Apóstoles…”.

El Apóstol alabó el crecimiento y la conversión de madurez que el estado de Nayarit ha desarrollado espiritualmente, hasta convertirse en “una hermosa y preciosa señora” que goza la dignidad de haber recibido a los tres apóstoles de la Restauración de la primitiva Iglesia en este tiempo de dispensación divina: “puedo decir entonces, con toda la certeza y con toda la seguridad: Hijitos míos de Nayarit, tu tiempo y mi tiempo ha llegado, nos une la misma fe, nos une el mismo amor, nos une la elección Apostólica, por que habéis alcanzado una fe igualmente preciosa que la nuestra… Y por esto mi alma, se llena de alegría y de gozo, y se siente con plena libertad expresar: Porque, aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres, pues en Cristo Jesús, yo os he engendrado en la fe que es en Cristo Jesús mi Señor”.

Recordó las veces que vino durante su infancia y juventud acompañando a su padre, pero “hoy que lo he recorrido (el estado), lo encuentro como un hermoso huerto, como un hermoso viñedo, lleno de frutos, casas de oraciones, grandes y modestas, por todo el estado de este bello Nayarit; obras nacientes y templos en construcción, proyectos de templos y planes de trabajo, y os digo: Nayarit, mi huerto donde Dios cumple sus promesas, Nayarit mi alegría por ser tierras de bendiciones, Nayarit casa y morada de la elección apostólica”.

Enseguida pidió que lo acompañarán a entonar el himno titulado “Yo adoro a un Dios Omnipotente” resaltando su deseo de entonar este himno todos juntos y con todo su corazón, para la honra y la gloria del Señor Dios Todopoderoso. La iglesia desbordó en ánimo al cantar esta hermosa alabanza, que retumbaba hasta los exteriores del enorme recinto, donde esa mañana se adoraba a Dios en espíritu y en verdad.

 

Las supersticiones y el culto a los muertos: actos abominables

Una de las razones, junto con las procesiones de Michoacán y Puerto Vallarta, por la que Dios le inspiró hablar este tema es que, uno de sus sobrinos que le acompaña en la gira, encontró a un hombre que, aunque se bautizó en la Iglesia del Señor no persevera y ahora asiste con los apostólicos quienes – a decir de él, le hicieron un milagro y le dijeron que en la Iglesia La Luz del Mundo se adora a un hombre, “porque satanás trabaja con los que no han comprendido” – señaló, recurriendo al ejemplo del funcionario de Candace que narra el libro de los Hechos capítulo ocho, quien ante la pregunta de Felipe “¿Entiendes lo que lees?” con sinceridad manifestó: “Como entenderé si no hay quien me explique”.

Rechazó rotundamente la calumnia que algunos lideres evangélicos usan para atacar a la Iglesia de Dios ante la impotencia de sus predicaciones carentes de poder de Dios “les iremos a enseñar, que la Iglesia del Dios Vivo Columna y Baluarte de la verdad, solo adora al único Dios Vivo que está en los cielos y a su hijo amado Jesucristo, porque él así nos lo ha mandado”.

 

La dicha que tenemos de servir al único Dios Vivo

Como en otras ocasiones, el Apóstol de Dios recurrió a la historia antigua del Pueblo de Israel, que representa el bosquejo de lo real y verdadero “para que, tomando ejemplo de ellos, nosotros sepamos conducirnos por el camino que Dios quiere que nos conduzcamos” y enseguida invito a leer Deuteronomio 18:9 “Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones”.

Explicó el Apóstol que Dios estaba hablando con un Israel que estaba cautivo, y que a pesar de que tenía el conocimiento de Dios también conservaba la influencia de las costumbres que practicaban en, razón por la cual, al liberarlos de la esclavitud y opresión en que vivían e introducirlos a la tierra prometida, tierra de progreso y fértil, les da ese mandamiento. Así mismo dijo que cuando ellos clamaban estando en su opresión: Jehová, Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob…” no clamaban a sus padres ya muertos, sino al Dios de sus, para recordarle a Dios las promesa que le hizo a Abraham, “Acuérdate de las promesas que hiciste a nuestros padres, las cuales les dijiste que sería una nación grande y una nación poderosa…”.

De esa manera hizo una síntesis histórica de los hechos portentoso que Dios llevó a cabo para cumplir ese propósito de liberar a su pueblo, pero advirtiéndole al mismo, a través del Siervo de Dios Moisés, la nueva condición: “Porque en Egipto había muchos dioses y decían que el Sol era un Dios y decían que la luna era otro Dios y decían que los animales que los cuervos, los chacales hermanos eran otros dioses y decían que el mismo Faraón era otro Dios y decían que la esposa de Faraón, eran otras diosas y Egipto, servía y adoraba a muchos dioses, viviendo en supersticiones, entre ellas, la adoración y la creencia también en ese Dios muerte… ignorando que solamente existe un Dios Vivo”.

Llegó el momento en Dios le explica al claramente cuál era su propósito con ellos “Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones” resaltando el Siervo de Dios que aquellas prácticas que los egipcios llamaban tradiciones eran abominación delante de Dios; razón por la que en los versos 10-12, les ordena: “No sea hallado en ti, quien haga pasar a su hijo a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos… porque es abominación, para con Jehová, cualquiera que hace estas cosas” ya que todas estas cosas – aseguró el mensajero de Dios, desvían la confianza del único Dios vivo y verdadero.

 

¿Qué significa ser perfecto?

Mas adelante señaló el Varón de Dios que la perfección que Dios pide el versículo trece es, “…es que solamente tengamos un solo pensamiento en nuestra mente: Adorar al único Dios con toda nuestra mente, con todo nuestro corazón, con todas nuestras fuerzas y sobre todas las cosas y no confiar en nada más”.

Con relación a los milagros, señaló que satanás también puede hacer milagros, según lo que dice el Apóstol Pablo en 2ª de Tesalonicenses 2:9-12: “inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos,10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

En ese sentido continuó su predicación: “Los que estamos aquí, sabemos que primero tenemos que buscar, lo de arriba, lo del reino de los cielos, lo demás Dios nos lo ha añadido…Dirá alguna persona: En La Luz del Mundo no hay milagros y yo te pregunto a ti, ¿no hay milagros en nuestra Iglesia? Todos los días,” sin embargo aclaro, que éstos no son las prioridades de la enseñanza porque lo que Dios demanda es un amor incondicional “Ese es el perfecto, servicio que Dios quiere de nosotros, que ante todo y sobre todo, tengamos a Dios en nuestra memoria”.

 

Diferencia entre las prácticas paganas y la voluntad de Dios

Existe una diferencia abismal entre las prácticas paganas que enseñan los falsos predicadores y la voluntad de Dios, pues mientras satanás busca a toda costa quitar la confianza en el único Dios vivo, sin importar en qué o en quien se ponga; la voluntad manifiesta de Dios es: “Clámame en el día de tu angustia y yo te responderé, pero tú me honrarás” (V. salmos 50:15) y enseguida reiteró con marcado celo de Dios: “el padre de la mentira quiere que nosotros desviemos la mirada de ese único Dios. No le interesa a satanás en que confiamos, si es en esta flor, si es en este arreglo floral, si es un crucifijo, si es una imagen, en una pintura… a satanás no le importa en que pongas tu confianza, mientras la desvíes de ese único Dios Verdadero” – puntualizó.

También señaló que ese tipo de enseñanzas son las que imparten los hombres que no conocen a Dios, e preguntó: “¿Cuándo y dónde, ha permitido Dios, que el hombre le rinda culto a los muertos?… creen que sus muertos los van a oír… ¿Quién les enseño eso? ¿Quién les dice que estas prácticas, que esas supersticiones, que estas tradiciones, son del agrado de Dios?, al contrario, hoy Dios nos está enseñando, por esas abominaciones, Dios destruyó aquellas naciones.

“Mis labios se abren, para hablar lo que Dios ha puesto en ellos, ha puesto en mi corazón ¿Y qué es, eso que Dios me ha dado? ¿Y qué es lo que Dios ha puesto en mi corazón, para que yo hable con vosotros? esto, que no les permita yo hacer conforme hacen estas naciones, conforme hacen estos pueblos” –dijo– pero observando que no es una imposición o prohibición de la iglesia, sino el entendimiento de la voluntad de Dios.

A continuación se leyó la 1ª de Samuel 15:13 a rinde comprobar en qué lugar se sitúa la idolatría delante de Dios: “Porque como pecado de adivinación, es la rebelión y como ídolos e idolatría la obstinación, por cuanto tu desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado, para que no seas rey” pidiendo que se analizara con sabiduría para observar que cualquiera que consulta a los muertos o se inclina a los ídolos, para Dios es un rebelde, lo cual es abominación delante de su santísima presencia.

Enseguida y con marcada claridad explicó el Apóstol de Jesucristo: “Pues con todo y eso, los que toleran y enseñan tales cosas, se presentan a la gente, como hombres de Dios y dicen: ‘no te creas, esto a Dios le agrada, ándale consulta a los muertos, ándale consulta a los que ya no están con nosotros’ tienen razón en hacer esto, para que la gente les crea y las multitudes vayan detrás de ellos. Les es fácil el hacer, una mezcla de tradiciones y de supersticiones, con creencias y doctrinas propias de ellos, enseñan a la gente un evangelio muerto, que se funda en inculcar al pueblo a confiar en lo que ya no es y entre sus muchos desvaríos les enseñan a la gente, que es bueno tener esperanza, en los difuntos, hablar inclusive con los muertos”.

 

Tradición y dogma: enseñanzas de hombres

En otro momento hizo hincapié en la enseñanza católica del purgatorio, un dogma que hace algunos años ya fue eliminado de la lista de dogma de fe y declarado como “inexistente” por el mismo credo romano. Dicho dogma enseñaba que antes de que las almas entraran al cielo, tenían que pasar por un lugar de tortura y sufrimiento donde purgar sus penas, donde lumínica forma “de sacarlos” era a través de misas costosas para los familiares, quienes victimas de un juego inhumano de su conciencia, eran manipulados en su vana fe, so pretexto del tormento de sus seres queridos.

Entonces con la revelación que Dios le ha dado como Apóstol, Naasón Joaquín, declaró emocionado: “La salvación, Dios nos la ha otorgado por su inmensa bondad y gracia, jamás en la Iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad, La Luz del Mundo, hemos pagado por un oficio sagrado… porque de gracia hemos recibido esta bendición y nosotros la impartimos por la gracia que habita en nosotros de nuestro Dios” y así, declaró:

“Mi Dios entonces, no está entre los muertos y su palabra no es un conjunto de tradiciones, ni supersticiones, mi Dios vive y su palabra se manifiesta a su pueblo por medio de la revelación que el da por medio de sus enviados; mientras las doctrinas de los hombres enseñan que se puede rendir culto a los muertos – preguntó ¿qué es lo que nos enseñó nuestro maestro Jesucristo?” y enseguida dio la cita bíblica de Marcos 12:27 “Dios no es Dios de muertos sino de vos, vosotros (los que creen en los muertos) erráis mucho”.

Antes de culminar su ponencia explicó que las enseñanzas de un Cristo crucificado y una madre que pintan con el rostro compungido para inducir a los indicios a creer que ella es la intercesora delante de Dios, son falsas, pues la palabra de Dios enseña que Jesús si murió crucificado, con una muerte cruenta y vil, ignominiosa; pero no quedo colgado en un maderos, porque al tercer día resucito y ahora esta a la diestra del Padre intercediendo por todo aquel que crea en él, no en un muerto, porque Cristo es el único que resucitó, por tanto vive, según testifica Esteban antes de morir, en Hechos 7:56 “veo los cielos abiertos y al Hijo del Hombre a la diestra del padre”

 

No alabaran los muertos a Jehová

Como remate de su elocuente exposición, cito al salmista David quien era Siervo de Dios y rey de Israel, que en su salmo 115 versos 17 y 18 señala categóricamente: “No acabaran los muertos a Jehová, ni cuantos descienden al silencio, pero nosotros bendeciremos a Jehová desde ahora y para siempre” refiriendo que ese “nosotros” que refiere David, esta hablando proféticamente de la Iglesia de Cristo, “Iglesia de un solo Dios, no dos, ni muchos, no tres, no cuatro, ni muchos, solo, un solo y exclusivo Dios, el que creó los cielos y la tierra, quien fundó las profundidades del universo, un Dios omnisciente, que todo lo sabe, un Dios omnipresente que se encuentra en todo lugar, un Dios omnipresente que tiene todo el poder en su mano”.

Finalizó exaltando las características principales del único Dios vivo y verdadero, y la bendición que goza este pueblo por haber conocido a ese Dios: “Iglesia del Dios vivo, nuestro Dios tiene características únicas y exclusivas, no las tienen objetos a las que llaman dioses, santos, vírgenes, amuletos, ídolos o fetiches, nuestro Dios no nació, nuestro Dios no envejece, nuestro Dios no muere, nuestro Dios no se corrompe con la polilla y la orina, nuestro Dios es eterno ¡Qué hermosa bendición, qué gloriosa gracia! Somos la Iglesia fundada por Dios y Jesucristo, la del Dios único, la del Dios vivo”.

“Otras gentes creen en muchos dioses, en dioses muertos desde su creación ¿por qué digo desde su creación? Porque toman del leño, toman de la pintura y de la tela y del ayate y empiezan a dibujar y dicen: Miren, estos son nuestros dioses, ¡es mentira! sabemos nosotros que, aunque tienen ojos, no ven, aunque tienen oídos no los pueden oír, aunque tienen boca, no pueden hablar, aunque tienen pies, no pueden andar, por eso los andan cargando de un lado para otro, nuestro Dios está en los cielos.” – expreso enfatizando que eso se debe a que así les han enseñado.

Además, citó 1ª de Timoteo 6:16: “El único que tiene inmortalidad, que habita en la luz inaccesible, a quien ninguno de los hombres ha visto, ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno amén” para comprobar a la luz de las sagradas escrituras que “éste es nuestro Dios. A este Dios es al que tú y yo servimos, a este Dios es al que tú y yo adoramos, no al dios ídolo, no al dios muerte, no a superstición, no muertos; a un Dios vivo. Bendito sea el nombre del Señor”.

Hizo un paréntesis para dirigirse a las miles de personas que acudieron a escuchar su mensaje esa mañana: “La presencia de ustedes en este lugar, no es casualidad, mi Dios ya los tenía en su plan, por eso buscó el medio para que ustedes vinieran a escuchar la palabra del Dios vivo y no vinieran a ver como adoran a un hombre, porque eso es lo que los hombres han inventado al no poder en contra de la enseñanza que Dios le ha dado a sus apóstoles en este tiempo. Sus doctrinas se basan únicamente en eso, en inventar historietas, pero si hoy has estado presente en medio de nosotros, es una bendición que Dios te ha regalado para que tú conozcas esta verdad. La prueba de que Dios te ama es que hoy estas escuchando su palabra, la garantía de lo que digo y tú estás viendo, es su hermano Naasón el que Dios ha puesto al frente de esta Iglesia para preservar esta doctrina limpia y santa como Dios quiere que se preserve”.

 

El justo reconocimiento a Dios

No podía culminar dicha presentación sin hacer el justo reconocimiento a la gloria de Dios que tanto a enfatizado en sus enseñanzas, el que manifestó a su pueblo en todo esparcido por todo el mundo, de la siguiente te manera:

a) Yo no hice a mi Dios ni lo compré con dinero.
b) Mi Dios me hizo y me compró, por medio de la sangre de su hijo muy amado Jesucristo.
c) Mi Dios es fuego consumidor y escucha mi oración cuando le clamo.
d) Mi Dios es el Dios de hoy y de siempre, el de las batallas vencedor, es el Dios de Aarón, el Dios de Samuel y el Dios que ha puesto a su hermano al frente de la Iglesia del Señor.
e) Mi Dios es Dios de mi paz, de mi salvación.
f) Mi Dios no tiene fecha para que vaya y le adore, no tiene que estar su día en un calendario: yo le adoro todos los días… por las mañanas, las tardes y las noches.
g) Mi Dios es de todos los días y habla por medio del apostolado, no es parte de un grupo de dioses, él es único, es celoso. No lo recuerdo, lo siento a cada instante en mi corazón.
h) Mi Dios me hace vivir todos los días, y al final me dará aún más vida, la vida eterna.
i) Mi Dios es garantía, ganancia; jamás pierde, no necesita de tradiciones, es un Dios de acciones presentes. Ese es nuestro Dios, el que hace temblar las entrañas de la tierra y mueve las aguas a su voluntad, al mismo tiempo consuela mi alma y me da esperanza y me tiene en el hueco de su mano; no necesita rostro o vestido, para ser; es lo único real y verdadero que poseo de él; nos enamoramos todos los días.
j) Mi Dios no es de tradiciones: es de revelación.
k) Mi Dios es Espíritu, y quienes le adoran en Espíritu y verdad es necesario que le adoren. Yo le adoro con toda mi mente, con todo mi corazón, con todas mis fuerzas, por sobre todas las cosas, porque él es un Dios Vivo, y nosotros somos sus hijos”.

 

Despedida

Al término de su exposición doctrinal, el Apóstol de Jesucristo pidió volver a entonar el himno “Yo adoro a un Dios Omnipotente”, con mayor ahínco que al inicio.

Enseguida, agregó: “Me voy muy contento de este estado, y quiero despedirme adorando a este Dios, creador del cielo y de la tierra, veía con tristeza como el mundo cree adorar a Dios, por medio de lo que por naturaleza no es Dios; nosotros ya sabemos cómo adorar a ese Dios Vivo ¿Quieres que les mostremos como adoramos a ese Dios vivo?”, y en una hermosa oración de adoración invitó a la Iglesia a adorar a Dios con todo el entendimiento, la fe y las fuerzas.

Así se despidió de sus hijos del estado de Nayarit y culminó oficialmente una etapa más de su gira universal: “Dios los bendiga y los guarde. Suyo en Cristo, hasta el último aliento”.

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.