Es tiempo de la abundancia, y la batalla no ha terminado dice el Enviado de Dios en Boca del Río

BOCA DEL RÍO, Veracruz. 24 de enero de 2018 (Berea Internacional) — El Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García llegó a Boca del Río, Veracruz, entidad a la que llamó tierra de promesas cumplidas, dijo a los hermanos reunidos en esta ciudad colindante con el puerto veracruzano, que este es el tiempo de la abundancia y que la batalla aún no ha terminado, aunque haya mucha bendición de Dios para su Iglesia.

“Las promesas de Dios no se han acabado, las promesas de Dios siguen en pie, y el tiempo de la abundancia hoy ha llegado por la Gracia de Dios ¿qué quiere decir?, hermano Naasón la Iglesia ya es grande y es verdad, hermano Naasón, la Iglesia se ha multiplicado y es verdad pero esta es la promesa que Dios le ha dado a su hermano”, fueron sus palabras al llegar a la Casa de Oración de este puerto próspero, de zonas residenciales exclusivas y plazas comerciales modernas.

El Gran Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín, dijo ante hermanos de Alvarado, del Ejido Las Barrancas, de Amapolas, de Loma de Los Carmona y de Boca del Río, que “la batalla no ha terminado, la batalla es espiritual, es que inundemos a este mundo del Evangelio de Cristo. Yo también veo este hermoso puerto de Veracruz. ¿Cuál es mi interés en este puerto? Porque es un hermoso estado en donde aquí nació una bella historia, la historia del Apóstol Samuel Joaquín, y aunque la Iglesia es grande y se ha multiplicado, y su hermano ha recorrido muchos lugares ya en estos dos días pasados, yo sé que todavía hay un grande pueblo en este lugar y a través de vuestra predicación Dios nos lo va a conceder”.

Les convocó a seguir adelante, como es el lema de la Iglesia, en medio de gran gozo espiritual de hermanos y visitantes, incluido el senador de la República Héctor Yunes, quien escuchó tan hermoso mensaje apostólico.

El Embajador del Reino de los Cielos explicó a los hermanos que le ha dado gran alegría recorrer Veracruz, pero que al ser tanta la bendición, y también por su salud, no puede visitar todas las casas de Oración. “Dios ha bendecido mucho a este estado y lo ha bendecido porque fuiste Veracruz tierra de promesas cumplidas”, destacó.

La Visita Apostólica sigue llevando más bendición de Dios a las diversas regiones de Veracruz, ahora a nivel de mar. Dios cumple sus promesas de multiplicación y prosperidad a su Pueblo, y el Gran Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín, cumple su promesa de visitar a sus hijos por todo el mundo.