Estremece a La Luz Durango, Presencia del Apóstol de Dios: ¡Cuánta felicidad junta!

La Luz, DGO. (Berea Internacional) — La presencia del Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García en esta Comarca Lagunera, en los límites de Durango y Coahuila, trajo alegría, bendición y algo más: estremeció a esta comunidad que vivió con total felicidad este momento.

La Luz es otra digna Casa de La Elección: como los hermanos querían verle, saludarle, a la llegada del Ungido de Dios, Naasón Joaquín, hicieron una amorosa y venturosamente larga valla; no contuvieron ni manos, ni boca, ni ojos, ni júbilo, para Recibirle. Al contrario: las usaron.

Llenaron pronto su hermosa Casa de Oración, hecha de pisos y columnas de mármol de la región y ahí dieron completa libertad a su espíritu.

Dios los escuchó. Su Apóstol estuvo aquí, les dijo cuánto les amaba, los felicitó por su Casa de Oración, reconoció su sentir y les pidió testificar más. No avergonzarse de Jesucristo, ni de Él.

Y la respuesta unánime, estruendosa fue: ¡jamás callaremos!
El Apóstol del Señor dijo: “Me encuentro a un Pueblo Feliz. Que ha llenado su vida de Alegría. ¿Cómo no venir a decirles que soy vuestro hasta el ultimo aliento?”
Observó su Casa de Oración hermosa, llena de almas y dijo que aunque La Luz Durango es pequeño, “se que aqui hay muchas almas más”.

Les comunicó que todavía nos falta mucho qué hacer, “seguiremos trabajando, llevando este hermoso Evangelio”.

Los invitó a orar para que Dios bendiga más a este próspero Pueblo del Señor y se despidió en medio de la abundante paz que trajo a La Luz.
¡Gloria al Señor!

Album Not found