Extiende el Apóstol de Dios la Fiesta más grande de toda la Tierra a hospitales en California

CALIFORNIA (Berea Internacional) — Enfrentando sus enfermedades en hospitales, pero enteramente libres del alma, hermanos y hermanas recibieron hoy sublime asistencia espiritual: el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, envió hoy a decenas de Diáconos a prisiones, hospitales y casas de Los Ángeles y de San Bernardino, para que impartieran el pan y el vino en memoria del sacrificio del Señor Jesucristo.

Así, la Fiesta más grande de toda la Tierra, la Holy Supper alcanzó a aquellos que, en esta hora de reflexión para ellos, no pudieron estar ayer en el pletórico Glen Helen Amphitheater de San Bernardino, California, donde miles y miles de almas quedaron unidas al Señor Jesucristo.

El Gran Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, a quien el Señor mandó diciendo: “Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”, sigue llevando el Evangelio de Jesucristo por doquier, por Gracia de Dios. La dicha en la Iglesia de Estados Unidos, y de la Iglesia Universal, es completa. ¡Gloria al Señor!

Album Not found