En histórico recorrido, el Apóstol de Jesucristo visita a los hermanos de Real del Monte, Hidalgo

(Coordinación de Cónica Apostólica).— La tarde del 11 de junio, después de la majestuosa presentación ante la Iglesia del estado Hidalgo, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, realizó un intenso recorrido por algunas de las primeras iglesias que surgieron en esa entidad. Las iglesias que tuvieron la bendición de recibir al Apóstol fueron las del Real del Monte, Nueva estrella y Tulantepec.

La visita a la Casa de Oración del municipio de Real del Monte la efectuó al inicio del servicio vespertino, que presidía el hermano Daniel Cuéllar ante más de 50 hermanos que ahí se congregan. El Siervo de Dios llegó acompañado de su familia. Se alegró de estar entre ellos, por tratarse de una de las primeras congregaciones que germinaron en el estado en el año 1976 —cuando tuvo lugar la conversión del hermano Juan Sánchez Roldán—, y por ser una iglesia que supo corresponder a Dios lo que había hecho con ellos, al ser evangelizados por algunos obreros de la colonia Vallejo de la Ciudad de México, que les envió el hermano P.E. Leandro Ramírez, encargado de esa iglesia, y al fructificar ese trabajo de amor, con los primeros bautismos, ellos abrieron otras obras en la entidad hidalguense.

El insigne visitante, al despedirse del encargado de ese lugar, el hermano Alejandro Maldonado Vázquez, se mostró feliz de haber estado con sus hijos de Hidalgo por la mañana y con ellos, en ese municipio. Los invitó a seguir perseverando y a consagrarse a Dios para que los prospere aún más. Les garantizó que su presencia era para bendecirles y asegurarles que la Iglesia, en esa importante población, iba a crecer, porque sabe que van a obedecer a su encomienda de salir a predicar el Evangelio con valentía, como lo hicieron los primeros hermanos que abrazaron la fe en ese lugar, los invitó a orar para que Dios los multiplique y prospere.

De Real del Monte, dijo que se alegraba que en esa población turística y muy concurrida, por ser una ciudad minera de influencia inglesa, estuvieran sus hijos dando testimonio y llevando el Evangelio entre los turistas que visitan el lugar y que seguramente preguntarán, ¿qué es ahí?, y los hermanos responderán: es una Casa de Oración de la Iglesia La luz del Mundo.

El Apóstol de Jesucristo, que sabía de la liberalidad de esa Iglesia, los bendijo y reconoció su fidelidad y amor por la Obra del Señor. Se retiró de la pequeña Casa de Oración, dejando una estela de bendición entre los congregados.

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.

#GiraUniversal2017
#BereaInternacional

Album Not found