Inolvidable recibimiento al Apóstol Naasón Joaquín, hermanos de H. Casas, pionera en Nayarit — Berea Internacional

noviembre 6, 2017
Apostol-de-Jesucristo-Naason-Joaquin-Garcia-visita-H-Casas-Tepic-Nayarit-Mexico.jpg?fit=1080%2C720
Memorable recepción al Santo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín, quien cerró aquí su recorrido de 7 Casas de Oración tan solo este día.

TEPIC, Nayarit (Berea Internacional) — La primera Iglesia que se fundó en la ahora próspera Nayarit, la de la colonia Heriberto Casas, brindó hoy una histórica, memorable recepción al Santo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín, quien cerró aquí su recorrido de 7 Casas de Oración tan solo este día. La alegría se manifestó en cientos de voces en hermoso estruendo, y Dios mostró así a Su Ungido, cómo se ha gloriado en Él, hoy, y durante toda esta 11ª Etapa de la Gloriosa Gira Universal, feliz recorrido que comenzó en 2015 en Talca, Chile.

Si en Los Hechos de los Apóstoles Primitivos ya estaba registrado cómo se alegraba la Iglesia, ahora también quedará registrado el paso del Embajador del Reino de los Cielos por este bendito lugar.

“Así que había gran gozo en aquella ciudad.
“y la gente unánime escuchaba atentamente las cosas que decía el Apóstol Naasón.

“Pero cuando creyeron a Naasón que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres…

Y se debería agregar: y la Iglesia permanecía unánime, daba grandes voces de alegría, y por donde quiera que Su Ungido Naasón Joaquín iba, Dios derramaba sus bendiciones. Los muertos, que no conocían a Dios, vivían; y si alguno estaba alejado, alcanzaba la Comunión por la fe que Dios había depositado en ellos, y por las palabras del Evangelio del Amor que, en cada ciudad, en cada colonia, el Apóstol Naasón les decía, porque los corazones que ayer eran duros, se conmovían.

Eso, y más, ha pasado en Tepic en la 11ª Etapa y la Iglesia de la colonia H. Casas fue otro ejemplo del amor del Ungido de Dios que aquí les habló de las promesas que Dios le hizo al Apóstol Aarón, el 6 de abril de 1926, sí; de las que Dios le hizo en Veracruz al Apóstol Samuel Joaquín sí, pero también las promesas que Dios le hizo a Él, aquel 8 de diciembre del 2014 cuando lo llamó al Apostolado y le prometió que multiplicaría a Su Pueblo.

Los llamó verdaderos Hijos de Dios, los convocó a adquirir más predios en su entorno, a fin de que ya se extiendan y deseó volver pronto, para ver el inicio de su construcción, seguros de que, si Dios es con nosotros, ¿Quién contra nosotros?

Tepic está vestida de Luz, de Amor, y cubierta de bendición por la palabra de un auténtico Apóstol de Jesucristo que, por amor a sus Hijos en la fe, recorre millas, y millas, en climas adversos, en terracerías, en zonas alejadas de ciudades, todo por amor a Su Pueblo. ¡Gloria a Cristo!