La amada de Cristo se alegra por la felicidad de su enviado.

GUADALAJARA, Méx. (Berea Internacional) — Al atardecer, de un día de grandiosa bendición e incontenible regocijo (por el aniversario de vida del Gran Apóstol Naasón Joaquín García) cientos de hermanos tuvieron la bendición de poder contemplar al Elegido de Dios, el Apóstol de Jesucristo, Nasón Joaquín García.

A todo el largo de su caminar por la calle Jericó desde la Casa Grande, la iglesia manifestó su amor deseándole todo tipo de parabienes y bendiciones, siendo perfectamente correspondidos por el dulce y tierno amor de Cristo mediante su representante en La Tierra.<

Album Not found