La iglesia de Nevada en espera de la visita apostólica

(Berea Internacional) — La iglesia de Las Vegas está de plácemes, en espera de la visita que el Apóstol de Jesucristo hará a los hermanos del estado de Nevada, en el marco de su décima tercera etapa de su gira apostólica que culminará con la Presentación en el Concorde Ballroom Hotel Casino París de Las Vegas, Nevada, el domingo 3 de junio, en donde estará presente la iglesia de Las Vegas y de Henderson, así como los miembros de las nuevas Obras de Searchlight y de Summerlin, Nevada y de San Jeorge, Utah e invitados que acudirán a escuchar el mensaje apostólico del Ángel del evangelio eterno, quien también desea compartir su enseñanza a los hijos de Dios, que se congregan en esta ciudad.

La Iglesia del Señor en este Estado, se estableció desde 1986 con algunas familias mexicanas y centroamericanas, que emigraron a esta entidad de la Unión americana, atraídos por las oportunidades de trabajo y pese a su éxodo que les trajo lejos del cobijo de la Iglesia del Señor en su patria, hoy en Nevada conforman un grupo superior a los 850 hermanos, que estando en esta moderna ciudad materialista, viven en los principios e identidad del pueblo del Señor, acudiendo asiduamente a sus oraciones y fortaleciendo su fe en la Elección; por la que reconocen ampliamente que el Apóstol Naasón Joaquín es Siervo del Señor, levantado por Dios para cuidar de la iglesia y embellecerla o adornarla para el día final, en que comparecerán ante Cristo para recibir por galardón, la vida eterna.

 

Es Dios el que hace la Obra de creer en la Elección

En esta fe contribuyó el Señor regalando visiones entre la feligresía, desde antes que se verificara la Manifestación, aquel memorable 14 de diciembre del 2014. (para evidencia, el hermano Hernán Licea publicó un libro de testimonios anteriores al llamamiento, que entregó al Siervo de Dios en su anterior visita). Acerca de esta obra, la hermana Nohemí Hernández manifestó que ella aquí en Las Vegas, el amor que profesa a Dios es más espiritual, fenómeno que se viene dando desde el inicio de esta Nueva Era Apostólica, en la que hasta las hermanas casadas con personas ajenas a la iglesia, están acercando a sus maridos y aún sus hijos aceptaron el evangelio, porque es Dios el que hace la Obra de creer en la Elección.

 

Origen de la iglesia de Nevada

Se tata de una iglesia relativamente nueva, que apenas hace 20 años nació, incluso el primer bautismo fue el del hermano Carlos Llamas, quien abrazó el camino del Señor en el 2001. Por fortuna este grupo de almas han estado atendidas por ministros destacados que la han hecho crecer. El primero que cuidó de la pequeña grey fue Guillermo Victorín, después los acompañó Gerardo López y enseguida Benjamín Aguilar, posteriormente Uziel Joaquín, a quien el Apóstol Samuel ungió diácono en esta iglesia. También estuvieron de responsables de la iglesia de Las Vegas, los hermanos Aminadab Coronado y José Hernández.

Actualmente es la iglesia más numerosa y está a cargo del hermano Hernán Licea, quien desde agosto del 2015 impulsa el crecimiento de la feligresía uniéndose a los proyectos apostólicos en pro de lograr la expansión de la iglesia prometida por Dios al Apóstol de Jesucristo, cuya visita recibieron el 8 de diciembre de 2015 y ahora se preparan con entusiasmo, para recibir al padre de la fe, que viene a dejar los dones que necesitan para seguir adelante sirviendo al Señor, en medio de esta generación, en la que destacan como luminarias los jóvenes y señoritas de la iglesia, que conviven con el mundo en sus escuelas y trabajos, pero están unidos luchando para preservar su identidad de pueblo de Dios.

Otro grupo no mayor de 60 hermanos, a cargo del hermano Alduin Jiménez, se congrega en la iglesia de Henderson, Nevada y los cultos se realizan en la casa de oración ubicada en 206 W Pacific Ave. En el templo ubicado en el 2784 N Martin Luther King Blvd. se reúne toda la iglesia de Las Vegas, durante los Servicios, Dominicales y trasmisiones apostólicas, por tratarse de un templo de mayor extensión.

Los frutos de ese trabajo y esa fe son evidentes en los 54 bautismos efectuados el 14 de febrero de 2016, en la continua labor de evangelización que en esta Nueva Era apostólica lleva a cabo la iglesia, con el apoyo del Coro, cantando alabanzas en las plazas públicas, en los parques y en los centros comerciales, incluso dejando volantes en las casas que los aceptan, ya que no está permitido dejarlos sin autorización. Actividades con las que han logrado la conversión de algunos americanos, Hawaianos; pero ante todo involucrar a los jóvenes y a los niños en el deber de anunciar las virtudes de Dios y el mensaje apostólico de salvación y promesa de vida eterna que semana a semana propagan en grupos de evangelización de casados, jóvenes y niños que tanto enorgullecen al Apóstol del Señor y que ahora son el presente de la iglesia incluso en esta entidad.

 

Un desafío de la iglesia de Nevada: La poca necesidad de Dios

Propagar el evangelio entre los ajenos a la iglesia, no es fácil, porque dada la naturaleza poco religiosa de la mayoría de la población de esta ciudad enfocada en trabajar, tener y divertirse, los hermanos entrevistados destacaron que pocos son los que realmente se interesan por el evangelio y por la doctrina del Señor, no obstante que es una genuina enseñanza que en sus prácticas y creencias privilegia, no sólo creer en el evangelio del Señor, sino ser congruente con él y vivirlo arraigados en la fe a la Elección apostólica y la promesa de trascender , en la que también los hermanos de Las Vegas están anclados sirviendo con la esperanza espiritual, factor que a los oyentes se les dificulta aceptar, porque no es un elemento que se dé en las innumerables ofertas religiosas evangélicas de la ciudad, que sólo atraen con milagros y sanidades.

Socialmente la iglesia de Nevada ya está posicionada y debido al crecimiento y acciones emprendedoras de las nuevas generaciones de hermanos ciudadanos de la Unión americana, en su mayoría jóvenes estudiantes y profesionistas agrupados en la APS (Asociación de Profesionistas y Estudiantes), están ganando el apoyo de las autoridades locales, con facilidades para que el Comité de vecinos lo integren miembros de la comunidad de La Luz del mundo en Las Vegas, lo que ha redundado en mejoras en seguridad y vigilancia de la zona. A su vez el Comité corresponde con las autoridades al mantener las calles limpias y resguardar el orden, porque son actitudes inherentes a las enseñanzas de la iglesia.

La laboriosidad y entusiasmo con que están hermoseando sus casas de oración, son evidencias del anhelo que tienen de recibir al Apóstol de Jesucristo, seguros que su presencia les dejará una estela de bendiciones.