La Iglesia en la colonia Playa Linda en Veracruz, recibe al Apóstol de Jesucristo

VERACRUZ, Veracruz. 24 de enero de 2018 (Berea Internacional) — ¡Vamos a predicar el evangelio de amor, el evangelio de salvación, el evangelio de Cristo! Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García en Veracruz.

La Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad: La Luz del Mundo en Playa Linda, recibió con júbilo y reconocimiento la visita, ya anhelada por esta iglesia, del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García.

En el momento de su llegada a la casa de oración, toda la Iglesia se encontraba reunida y entonando alabanzas al Señor, en el mesannine del templo se alcanzaban a ver un gran grupo de personas que visitan la Iglesia y que también se unieron a la alegría de los hermanos por conocer al enviado de Dios. El Apóstol de Jesucristo se encaminó hacia su ministerio e invito a todos los presentes a elevar a Dios una oración de acción de gracias por haberle permitido llegar con los hermanos de esta región y externó su alegría de verles y poder expresarles que les amaba en el Señor.

Se dirigió a todos los hermanos y las visitas y les externó un saludo en el Señor a las iglesias que se encontraban reunidas en esta casa de oración, entre ellas, la iglesia de Playa Linda, Cerro del Guzmán, Batallón Nuevo, Reserva Tres y San Isidro. Les expresó que tenía deseos de conocerles y de conocer el lugar donde Dios les había permitido multiplicarse, al mismo tiempo les dio a conocer que traía una palabra de parte de Dios para cada uno de ellos.

Les recordó el pasaje bíblico donde estaba el pueblo de Israel frente a sus enemigos, los filisteos, ya listos para la batalla; en Israel había temor porque su enemigo era mayor en número y destreza, pero hubo un hombre que le quiso dar una alegría y un descanso al rey, Jonatán; quien tenía plena confianza en Dios y no temía enfrentarse a ese gran enemigo (1ª Samuel 14:1-17). Cuando el rey se dio cuenta que su hijo Jonatán era el que se había animado a enfrentarse a aquel poderoso ejército, envió a todo el ejército de Israel a que se uniera a la batalla, y Dios les dio la victoria.

Les dijo que la guerra contra Satanás no había terminado, aunque éste tenga al mundo en su engaño, en sus tradiciones, en sus costumbres; y algunos pensarán que esta Iglesia no puede contra todo eso, entonces el Siervo de Dios les dijo: “No te preocupes, al Dios al que yo sirvo, el Dios que me ha puesto, el Dios Todopoderoso; lo mismo le da dar la victoria con mucho que con pocos…”. Les invitó a unirse a la batalla espiritual de predicar el evangelio del amor, de salvación, el evangelio de Cristo. Este evangelio cambia las conciencias para que los hombres sirvan a Dios en espíritu y en verdad.

Expresó con gran ánimo que Dios le ha dado una promesa que está cumpliendo y que la Iglesia de Veracruz es testigo fiel de este cumplimiento. Manifestó la alegría que sentía de ver las almas que visitan a la Iglesia del Señor en este lugar y aseguró que la gran mayoría de estas personas, un día serán parte del pueblo de Dios como sus hijos. Invitó a la Iglesia a entonar la alabanza “Soy yo soldado de la cruz” y que se convirtiera ésta en un compromiso para que se siga difundiendo el evangelio a mucha gente. Le dijo a la Iglesia que cada uno de ellos, como su paje espiritual, les invitaba a unirse a esta batalla que es segura, que no hay forma de perder; porque el evangelio que le ha sido encomendado, es un evangelio verdadero.