La niñez de la Iglesia muestra las promesas de Dios en su Apóstol

(Coordinación de Crónica Apostólica) — El niño Darío Adoniram Bucio Serrano, originario de Celaya, Guanajuato, fue uno de los nueve niños que participaron al Campeonato Internacional de cálculo mental 2018, en Moscú, Rusia —de un total de 600 niños participantes que acudieron de diferentes países como Alemania, Rusia, Bangladesh, China, España, Croacia, entre otros—. De México participaron 37 competidores y 9 de ellos resultaron ganadores. La competencia se basó en los resultados de una prueba que se elaboró a partir de 70 secuencias a resolver en el área de matemáticas.

El día de hoy, Darío estuvo con el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García y en su visita le entregó su medalla y su trofeo, a lo que el Siervo de Dios le dijo que le iba a dejar estos reconocimientos para que se los cuidara en su casa, y que cada vez que viera estos premios, dijera: Esto es del Siervo de Dios, y yo se lo estoy cuidando.

También, el Apóstol de Jesucristo, le dijo, que así como Dios le había dado esa inteligencia material para que sobresaliera en el mundo; que él también le iba a decir a Dios que le diera la sabiduría espiritual para que en un futuro colaborara en la obra del Señor.

En la prosperidad que Dios le prometió al Apóstol de Jesucristo está la inclusión de quienes conforman la niñez de la Iglesia, en ellos se está mostrando la confianza, la seguridad y la visión apostólica en que, en la Iglesia tenemos a un Dios que cumple promesas.