Los batallones tienen una misión: Predicar el evangelio.

Los jóvenes y matrimonios aspirantes a la obra analizaron con ayuda del P.E. Eliezer Gutiérrez, la gran batalla que surcó el Señor Jesucristo por la predicación de las buenas nuevas de salvación, enfrentando los embates de Satanás, a pesar de todo Cristo venció al enemigo y juntamente con sus apóstoles han salido siempre triunfantes.

Antes de finalizar el consejo para los futuros conquistadores del mundo, el Espíritu de Dios hizo hincapié que todos los allí presentes son la gran fuerza evangelizadora reservada para este tiempo, convirtiéndose en equipos especiales en la batalla por predicación mundial del Evangelio de Jesucristo.