Obtienen nueva vida en Cristo

Vallejo, CDMX, (Berea Ciudad de México)— La Iglesia de Cristo se vistió de gala para ser testiga del nacimiento espiritual de varias almas que bajaron a la pila del bautismo para así alcanzar perdón de pecados y salvación gratuita en el Señor Jesucristo.

Los valientes que decidieron dejar el mundo y sus halagos, pasaron al frente de la Casa de Oración para levantar su mano derecha en señal de aceptación al Señor Jesucristo como su único y suficiente salvador para sus almas. Acto seguido, el Ministro autorizado invocó sobre cada uno de ellos el glorioso nombre de Cristo para perdón y remisión de todos sus pecados por la autoridad conferida del Apóstol de Dios, Naasón Joaquín García.

Muchas almas siguen escribiendo sus nombres con tinta de luz celestial en el libro de la Vida Eterna, volviendo a nacer para Cristo, en fiel cumplimiento al mandato dejado por el Señor hace más de 2,000 años y que hoy tiene vigencia por la intercesión del Siervo de Dios y Apóstol de Jesucristo.

29 de abril de 2018.