Tiempo de meditación 11:00 a.m.

(Berea Internacional) — En una reunión sin precedentes en la que aún el sol presagiaba la solemnidad cercana, los hermanos se disponían a llevar sus pensamientos y corazones al Señor por medio de la meditación, acerca del sagrado memorial del que estaban por participar. Miles y miles de hermanos se dispusieron a escudriñar en lo profundo e íntimo de su ser, con el propósito de que su corazón sintiera el arrepentimiento de haber ofendido a Dios, a fin de ser acepto al Señor, para la manifestación de la misericordia del Señor en la mano del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García: formar parte de la Santa Cena del Señor.

[envira-gallery id=”2645″]