Oración de 8:00 a.m. en Hermosa Provincia

Ministro: P.E. Leandro Ramírez Aguayo
Tema: Memorial Sagrado: Exige  una participación piadosa reverente y digna.

A pocas horas de que lleguase el momento sublime, ese instante tan glorioso, de participar de la Santa Cena, el ministro que  presidió la oración de la Iglesia del Señor, invitó a la membresía congregada  a comer y beber de la Cena del Señor con mucho respeto y reverencia; debido a que esta cena trae grandes bendiciones,  es menester participar de ella dignamente.

Señaló, el Espíritu de Dios advierte a su pueblo de no tener en poca estima la Santa Cena; hoy es el día de bendición y es necesario  cuidar  lo que Dios ofreció.

Habrá quien no tenga libertad, quien no valore este momento tan especial, pero hay una sentencia para aquel que participe sin  piedad, respeto y reverencia.

No seamos como Judas, quien dio al Señor un beso traicionero, fingiendo cariño y afección, pero lleno de traición. Los que tiene en poco esta grande bendición, son como Esaú quien vendió su primogenitura; son como Judas, el cual vendió al Señor.

La limpieza de Espíritu, implica que no haya soberbia, ira, rencor, contienda, impiedad, porque si alguno aborrece a su hermano está en muerte (separado) y de esa manera no tendrá comunión con Dios.

La limpieza espiritual es requerida por el espíritu de Dios para participar de esta bendición como lo es la Santa Cena. Porque si cumplimos con el requisito es causa de alegría, de bendición y de liberta; entonces al hermano le serán perdonados sus pecados, y tendrá comunión.

[envira-gallery id=”2623″]