Oración Apostólica: muestra de amor por la humanidad

El Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, se presentó en la casa de oración de la colonia Bethel, en Guadalajara, Jalisco.
“Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos” (Juan 17:20)

GUADALAJARA, Mex. (Berea Internacional) — Según lo narra la Biblia, el Señor Jesucristo, en muchas ocasiones elevó su oración al Padre, que está en los cielos, pidiendo en favor de los que le seguían.

Sin embargo, hubo una oración especial en la cual — después de haberle dado gracias a Dios — rogó no tan solo por los que le seguían en esa época, sino por los que serían incluídos en otros tiempos, por la Elección.

De la misma forma, el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, rogó al único Dios Vivo, por los que ya han sido abarcados por el amor de Dios, pero también por los que han de llegar a la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad.

También, en esta ocasión, el Varón de Dios, Naasón Joaquín, muy temprano ingresó a la casa de oración de la colonia Bethel, en Guadalajara, Jalisco.

Además, el orfeón local de jóvenes, junto con el de grandes, entonó una hermosa alabanza de reconocimiento, no sólo a la Elección de Dios en su Apóstol, sino del poder de la oración.

Así que, dicho himno es adecuado para la ocasión, porque en una de sus estrofas indica: “Es la oración del justo…como un Padre de su amor, él nos brinda la oración”.

Por lo tanto, la oración Apostólica, es una muestra, viva, del amor que siente Dios por la humanidad.

Como resultado, el amor se refleja a través del sacrificio continuo que realiza el Apóstol del Señor, en favor de todos y cada uno de los que han sido predestinados para salvación; ya sea que formen parte la Iglesia del Dios Vivo, o que vayan a formar parte de ella, conforme al plan de Dios.

#LLDM
#WeAreLight
#BereaInternacional
“Unidos, porque la Iglesia merece lo mejor”

[envira-gallery id=”21272″]