El Apóstol Naasón Joaquín deja su bendición en la iglesia de Portland, Oregon