Presentación Apostólica desde la Capital Británica

La última vez que el Apóstol de Jesucristo Samuel Joaquín Flores visitó Londres, fue en el mes de julio del año 2010. En esa ocasión envió desde aquí su misiva universal de invitación a la Santa Cena fechada el 10 de julio de ese año. En ella, el Apóstol refiere el saludo personal que llevó a los hermanos de París a quienes se unieron los hermanos de Lausanne Suiza y que sirvió como inauguración de una hermosa Casa de Oración; de allí se trasladó a esta capital londinense con el propósito de consolar al grupo de hermanos que sirven a Dios en este lugar. Hoy, a solo unos días de cumplir cinco años de aquella conmemorativa visita, los hermanos reciben al nuevo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García:

Es una mañana gélida en esta ciudad, el día es tranquilo para los residentes, -quizá por ser domingo- sin embargo en la Casa de Oración se deja sentir un calor espiritual, hay ajetreo por todos lados, los niños vestidos de guardia real forman una valla en la entrada del templo donde en unos minutos arribará el Apóstol de Dios. El Pastor Rigoberto Mata da inicio a la consagración y pide entonar el himno 61 que en su tercera estrofa refiere: Iglesia santa del fiel Cordero, hoy es el día de alabar a Dios, por las virtudes y las proezas que ha derramado Cristo el Salvador, ¡Gloria a Jesucristo! el cual derrama su bendición. Anuncia el advenimiento del hombre de Dios, el Profeta, el Apóstol, cuya presencia será el medio para que la bendición de Dios se derrame en todos los presentes en cuerpo y en espíritu.

Llegó el momento, son las 10:25 de la mañana cuando se oye una voz a través del sonido en el interior del Templo, es el Apóstol del Señor, la Iglesia advierte su presencia y comienza a glorificar a Dios, aparece su persona, vestido con traje oscuro y corbata roja, con paso lento y una preciosa sonrisa en sus labios; a su paso los hermanos lloran, glorifican a Dios, algunos visitantes observan con mesura. El Apóstol del Señor los bendice, sube a su ministerio y pide hacer una oración de acción de gracias.

La Iglesia reunida le da la bienvenida con el himno: Hallelujah to God for his Apostle, el hermano Misael López, ministro local en Londres se dirige al Enviado de Dios: “Al mundo, oír de la Elección de Dios le escandaliza, pero para nosotros como sus hijos es de mucha alegría… la Iglesia de Londres le da la bienvenida… en el mes de diciembre quedamos fundidos en nuestras almas… Varón de Dios, la iglesia de Londres se regocija que Usted esté entre nosotros…