Presentación Apostólica en el Eco Santuario de San Miguel, El Salvador.

“Grande alegría y contentamiento, Hay en la Iglesia santa del Señor” La segunda presentación en día Domingo del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García en el marco de su Gira Universal 2015 – Cuarta Etapa por la Nación Salvadoreña, fue con los hermanos de la Zona Oriente de esta República; quienes fueron invitados por el Hombre de Dios, así como Él hiciera mención en su presentación del domingo anterior en el Eco Santuario de San Salvador.

Durante la semana recién transcurrida el Varón de Dios realizó numerosas visitas Apostólicas a algunas de las Iglesias de esta Nación; en las cuales, tanto en su entrada como en su salida, experimentó a su paso las manifestaciones de amor, Fe, gratitud y reconocimiento a la Elección Apostólica, de parte de la Iglesia.

El Eco Santuario de San Miguel se encuentra en la Colonia Hermosa Provincia de la Ciudad de San Miguel del Departamento homónimo, sede para este memorable encuentro.

Desde temprana hora todos ataviados de blanco, se fueron acomodando para disfrutar de la bendición de Dios. El Pastor Evangelista Benjamín Chávez dio inicio a la consagración de esta mañana (10:00 AM), en el segundo Eco santuario con el que cuenta la Iglesia La Luz del Mundo en este País de El Salvador (el cual se encuentra en el istmo de América Central).

Cuando hizo su arribo el Ungido del Señor al santo recinto, la numerosa congregación -miles de almas- saludaba al Siervo de Dios a su paso por el pasillo central que conducía hacia el área ministerial, los hermanos con lágrimas en sus ojos recibieron del Apóstol del Señor todo género de parabienes “Hermosa Iglesia del Señor Dios les bendiga y guarde… mi alma también se llena de alegría” esta sublime bendición experimentada fue una lluvia espiritual que se derramó sin límites en los corazones.

Al hacer uso de la palabra, desde su ministerio invitó a los hermanos a unirse a Él en una oración de acción de gracias a “El Eterno”, para darle lo que le corresponde: La gloria, la alabanza y la adoración, hoy y siempre.