Presentación Apostólica en Tapachula, Chiapas

(Coordinación de Crónica Apostólica) — Desde temprano los hermanos, ataviados de blanco, se fueron acomodando para disfrutar de la bendición de Dios. Los Coros en sus mejores galas manifestaban, a través de sus cantos, los anhelantes deseos de ver y escuchar al Ungido de Dios.

A las 10 en punto tomó su lugar el P.E. Arístides Navarro, ministro de El Salvador, que comenzó invitando a los Hermanos a dar la Gloria a Dios porque estaban de fiesta. La consagración fue de alabanza al eterno Dios por su gracia bendita, al permitirnos llegar a ese glorioso momento en que verían con sus ojos la Elección de Dios en su Apóstol. Las voces de los Coros de Tuxtla Gtz, del Soconusco, de El Salvador y de los niños animaron más los ánimos con sus cantos.

 

La presencia anhelada.

A las 10:40 de la mañana entró al templo el Apóstol de Jesucristo, las exclamaciones de júbilo pronto se hicieron escuchar, el llanto de los hermanos que derramaban lágrimas que solo alguien que ha sentido en su corazón el llamado de Dios entiende.

Después de hacer la oración de gracias, la iglesia entonó la alabanza que tenían preparada para darle la bienvenida, “El aroma de su elección”. Al término del canto, que el Siervo de Dios escuchó atentamente, el P.E. Rigoberto Mata, pastor distrital de Chiapas, solicitó permiso para expresar unas palabras. Le dio la bienvenida al Apóstol de Jesucristo, a nombre de todo el Estado. Expresó, a nombre de todos los Hermanos, el amor que sienten hacia la Elección y terminó con esta bella frase: “¡somos suyos! Hable y su siervo (refiriéndose a la iglesia) presto está para escucharle.”

 

Salutación apostólica:

“Hnos. de Chiapas, Mi saludo para vosotros es el saludo de un enamorado de la Iglesia del Señor, que te dice: Levántate, oh amiga, hermosa mía y ven Paloma mía que estabas en los agujeros de la peña En lo escondido de escarpados parajes. Muéstrame tu rostro, hazme oír tu voz, Porque dulce es la voz tuya y hermoso tu aspecto.

“¡Cuánto anhelaba mi alma estar entre vosotros!

“He venido a decirte que no estás olvidada iglesia de Chiapas, vuestras oraciones son las que me han traído aquí… Vuestras oraciones han subido ante la presencia de Dios, el Señor me han traído a vosotros a fin de ser consuelo y me ha dicho mi amigo que sea como un pañuelo para vosotros… que enjuague sus lágrimas, que los abrace en las entrañas de Cristo…una vez más vengo a decirles que no han quedado solos, ¡abrázate de mí, tómate de mis manos!”.

 

Iglesia gloriosa

El objetivo del Varón de Dios fueron dos cosas: alimentar a la iglesia en su fe e incitarlos a que se unan a la batalla, invitando a la reflexión, analizando lo que significa ser una iglesia gloriosa. El texto de Efesios 5:25-27 se dio lectura para dar un ejemplo de lo que hace un hombre verdaderamente enamorado, ejemplo de amor que puso Cristo por su iglesia, por la que se sacrificó, y que limpió y purificó. Bendición que no se limita solamente a la iglesia primitiva, sino que en este tiempo se manifiesta en todos los hermanos que conforman la iglesia actual, por la Gracia de Dios traídos del mundo, en los vicios, en la idolatría.

Allá, en ese estado, se manifestó el amor de Cristo dando la dignidad de ser llamados hijos suyos. Cambio radical que en lo material el mundo no puede identificar, pero que es una distinción hermosa que ninguna criatura hecha por Dios ha recibido, ni aún los ángeles. En el amor del Señor, hay un cuidado para mantener limpia y preparada a su iglesia, ese es el trabajo de un Apóstol de Dios que recibe la Revelación de lo alto, palabra viva guida por el Espíritu de Dios. Quien rechaza la elección se conforma con la palabra escrita sin entender que si no es guiada por el espíritu del Señor, se contamina. Con la iglesia está la palabra viva, esa es la Revelación. Es por ello que para ser una iglesia gloriosa es indispensable que haya un Apóstol.

La iglesia de Dios, gobernada y ordenada según el beneplácito de Dios, establece a quien él quiere para hacer un trabajo especial, es el que va a unir esa iglesia gloriosa con su Señor. Puso el ejemplo de Abraham y su siervo fiel al cual le encargó buscar esposa para su hijo, historia que fue un bosquejo de lo que acontece hoy.

Pudo haber ido el mismo Señor a buscar esposa, pero no fue así su voluntad. A semejanza de aquel criado fiel, el cual tenía la confianza de su señor, por lo que le dio vestiduras, regalos, joyas hermosas para que sirvieran de adorno a la mujer elegida, así el hermano Naasón, que viene cargado de dones, bendiciones especiales para la señora amada de Cristo.

En el libro de Esther, al que invitó el Apóstol a leer, ilustra la preparación que la iglesia debe tener. Por costumbre y ley de una nación, las mujeres eran preparadas durante 12 meses antes de ser presentadas ante el rey, un ritual conforme el reinado humano.

¿Me permites que te atavíe? , preguntó ,¿Permites que te embellezca, que te de un don especial?

Para ser una iglesia gloriosa también se necesita permanecer en esa pureza que le ha dado el Señor, procurar conservar esa blancura aún cuando vivamos en este mundo donde debe ser luminarias.

 

Un mandamiento

En tercer lugar, debe mantenerse en firmeza, perseverar, trabajar y mantener la unidad. Y esto último no lo dice la biblia, lo dice el Apóstol Naasón, dijo con la autoridad de Dios. Es palabra de Dios, porque él está poniendo las palabras en los labios de su Ungido.

“Mantente unido a la elección…cree en el Señor Jesucristo y estaréis salvo. Creed en sus apóstoles y seréis muy prosperados”…

 

Despedida

“¿Aceptas mi consejo? preguntó a la iglesia, ¿Aceptas el compromiso?”
“Iglesia de Chiapas, ¿qué dicen las gentes qué es Naasón Joaquín?” Los que han aceptado la elección, los que aceptan la responsabilidad es Apóstol de dios, enviado del Señor, consuelo para muchos.

Hizo su oración de gracias a Dios, y pidió al Señor, en unas palabras bellas, bendición y prosperidad de este lugar, levantando sus manos hacia el cielo mientras la iglesia lo acompañaba en una fervorosa plegaria.

Luego, en el transcurso de la alabanza 301, La Iglesia del cordero se prepara… caminó a la salida.

Después hubo la bendición de un saludo, dando preferencia a los hermanos a los que se les dificultó ir a Guadalajara. Los rostros de los hermanos manifestaban alegría y gozo, se escuchaban las expresiones de reconocimiento y honra, dando muestras de que también a ellos el manto de la Elección los ha abarcado. Jóvenes, niños, ancianos, representantes de todas las iglesias del estado tuvieron la oportunidad de saludar al Ungido de Dios.

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.