Reunida la familia de la fe, recuerda la historia de la Iglesia.

GUADALAJARA, Jal.,(LLDM News) — Apresurándose los niños, jóvenes y ancianos, se acercan a los atrios del Templo Sede Internacional para escuchar con atención el testimonio del hermano Alejandro Lemus Olivo, integrante del batallón de Tlaltenango, Zacatecas.

En su platica, narró cómo inició la obra del Señor en ese lugar y de qué manera los batallones enviados por el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, han trabajado en ese lugar incansablemente.

Testificó también, que muchas personas del pueblo conocían la historia del Apóstol Aarón Joaquín, quien ya algunos años atrás había radicado en ese lugar y practicado su profesión como maestro en una escuela primaria.

Para concluir, el hermano Alejandro manifestó que la promesa de Dios dada a su Siervo, se estaba cumpliendo en los corazones de los habitantes de ese lugar, al tener la oportunidad de conversar con algunas personas que poco a poco han ido abrazando el evangelio de Jesucristo.

La iglesia se despidió en una oración de adoración al Creador, dando gracias por las dádivas recibidas en este día.

Abril 14, 2018