Saludo Apostólico a la Iglesia de Hermosa Provincia

“¡Somos una Iglesia libre y cada uno tiene derechos! ¡Luchemos por esta libertad con inteligencia, con respeto y no con fanatismo!” — Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García

Guadalajara, Jalisco (Berea Internacional) — La Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad: La Luz del Mundo en la colonia Hermosa Provincia de esta ciudad, llevó a cabo una dominical de visitas que se venía organizando como parte del trabajo de evangelización en esta ciudad. La escuela dominical estuvo a cargo del P.E. Octavio Herrera Basurto, quien explicó qué es la salvación de un alma en la Iglesia del Señor, así como la enseñanza apostólica ha sido desde el tiempo del Señor Jesucristo hasta hoy.

Al término de la escuela dominical, todos los presentes recibieron la bendición de escuchar un saludo del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, quien, desde el balcón de la casa Apostólica, les dio la bienvenida a todos los visitantes y externó su alegría de verles presentes.

En su enseñanza dijo: “Me alegro con Hermosa Provincia porque habéis hecho un hermoso trabajo al invitar a las personas a que escuchen nuestra doctrina, a que oigan nuestra predicación, a que entiendan lo que aquí en la Iglesia se predica, no imponiendo nada…, sino permitiéndoles que sean ellos quienes valoren esto que se habla en la Iglesia de Dios; que es de Dios y que todo lo que se habla, está basado en las sagradas escrituras, respondiendo así a la ley que tiene que respaldar toda denotación de la Iglesia del Señor hacia lo que piensa el mundo…

Yo me alegro con vosotros porque Dios les ha permitido este hermoso triunfo, sé que han sido cientos de visitas las que hoy nos acompañaron y le doy la gloria a Dios, porque de ellos, la gran mayoría, serán en un futuro nuestros hermanos y nos gozaremos en el Señor porque seguimos viendo sus promesas cumplidas.

Quiero dejarles un consejo: Aunque miembros de la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad: La Luz del Mundo, somos una asociación religiosa, tal vez no la mayoritaria en este país, pero gozamos del mismo derecho como ciudadanos”.

Explicó que hay personas que se apasionan con ciertos temas y actividades que realizan en su vida cotidiana y algunas entregan todo su esfuerzo, el problema es cuando esta actividad la llevan al nivel del fanatismo y explicó: “Cuando la pasión por esa actividad sobrepasa y se convierte en fanatismo, aquella persona empieza a tener conflictos con quienes no piensan igual y coarta la libertad de aquellos que son contrarios a sus ideales.

El fanatismo es una convicción sin razón, sin entendimiento, sin comprensión de las cosas, y quieren imponer a la fuerza su pensamiento. No son ideales porque nacen de la ignorancia, de la no comprensión, de la falta de inteligencia.

Nosotros, por ejemplo, como ciudadanos tenemos el derecho de elegir y de votar por el partido que por nuestra comprensión vemos que conviene y beneficia la libertad religiosa que ahora vivimos… y los hermanos pueden votar por el candidato o el partido que creamos va a ser a favor de nuestros principios, de nuestros valores y de mis ideales… Yo nunca les he dicho que voten por cierto partido o candidato; lo que sí les digo es que piensen su voto, vean y comparen.

Hoy tenemos la oportunidad de razonar propuestas y poder ver quién nos garantiza la libertad de la que hoy gozamos. Esta libertad no la vivimos en el pasado, … los hermanos antiguos recuerdan esos tiempos cuando la Iglesia fue perseguida por la religión mayoritaria quitándole esos derechos. Nuestro hermano Aarón Joaquín, apóstol de Jesucristo, logró mantener a la Iglesia fuerte, resistente a todo tipo de agravio y la Iglesia se mantuvo intacta en su fe.

El hermano Samuel Joaquín, apóstol de Jesucristo, luchó por esta libertad durante cincuenta años, logrando que la sociedad nos aceptara.

¡Somos una Iglesia libre y cada uno tiene derechos! Tú que acudiste a la Iglesia en esta dominical, no fue porque alguien te obligó, sino porque tu misma fe te enseña a venir todos los días con alegría a la casa de oración. Somos una Iglesia que tenemos el derecho de poder elegir.

Me dirijo a las visitas que hoy nos honraron con su presencia; si hoy ustedes vinieron es porque fueron invitados por miembros de la Iglesia del Señor con su voluntad, la decisión la tomó cada uno de ustedes, porque son libres de elegir. Nosotros respetamos la elección de fe de las personas.

Dios les ayude a elegir con sabiduría para seguir gozando de esta libertad que tenemos y que nadie nos la puede quitar.

La Iglesia es respetuosa de los gobiernos, y respetaremos al candidato que la mayoría del país va a elegir para que sea el nuevo presidente, y lo respetaremos; porque nuestra enseñanza es que nos sujetemos a las autoridades.

Hagan las cosas con libertad y que el mundo vea que nosotros somos diferentes aún en estas cosas y digamos: El Varón de Dios nos ha enseñado a respetar. Son libres, sepan elegir correctamente. Iglesia del Señor, ¡Dios te bendiga!, y en tu inteligencia y en ese derecho que lograron los apóstoles por esta Iglesia, sigamos conservándola para las generaciones que vienen, que hoy sabemos serán muchos más.

¡Luchemos por esta libertad con inteligencia, con respeto y no con fanatismo! ¡Me siento muy feliz por tu trabajo y por todo el trabajo que la Iglesia Universal está desempeñando! La Iglesia sigue creciendo a pasos agigantados conforme a las promesas que Dios dio a su Siervo Naasón.