Saludo Apostólico

El Apóstol de Jesucristo saludó a la iglesia de Hermosa Provincia en Guadalajara desde el balcón de su casa después de que concluyó la escuela dominical y tras haberse efectuado las bodas de los hermanos obreros ordenados.

Al ver las muestras de fe y de amor manifiestas en la obediencia de las 44 parejas de misioneros que acababan de ser unidas en matrimonio, dijo sentirse feliz con la iglesia, por todas las bendiciones que Dios había repartido hasta ese momento, además porque el hermano Pastor Evangelista (P. E.) Apolinar Peña le había informado de que la mayoría de las iglesias ya habían llegado con bien a sus lugares de origen, y únicamente faltaba un 5%, de los cuales aún se encontraban en la ciudad, por lo que para agradecer a Dios invitó a la feligresía que lo escuchaba tanto en el interior del templo, como en la explanada, en los atrios y en la calzada Dr. Samuel Joaquín Flores, a entonar el himno “Bendito sea el Rey de Reyes” el cual cantaron con evidente regocijo espiritual.

Después del canto señaló que hubo una buena disposición de los colonos; ya que en esta ocasión se habían prestado poco más de 400 casas para hospedar a los hermanos que acudieron a la festividad de la Santa Cena 2015. Destacó que esta respuesta es una manifestación del reconocimiento de la iglesia de la Hermosa Provincia a su Elección y aprovechó para agradecerles su hospitalidad y se despidió deseando “que Dios les pague con bendiciones espirituales…”