Servicio de Alabanzas al Creador

Tema: El Evangelio de Cristo
Subtema: Los bienes terrenos no son la esencia de la predicación de la Iglesia de Cristo

GUADALAJARA, Jal., México (Berea Internacional) — Al finalizar el servicio de alabanzas a Dios, durante el cual los hermanos de la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad: La Luz del Mundo entonaran himnos al Todopoderoso en forma de agradecimiento, siguió la recordación de la palabra de Dios.

Fue el turno del P.E. José Hernández exponer la doctrina de Jesucristo a los hermanos reunidos en el interior del templo de Hermosa Provincia.

Dios reservó y ocultó en sí mismo (secreto de Dios), el misterio de Cristo. Y la Biblia narra en la primera carta del Apóstol Pedro, capítulo primero, versículo 10: “Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación,”.

El Evangelio de Jesucristo va de acuerdo con el plan de salvación para todas las almas que Dios, dio a conocer por medio de sus elegidos.

En la época de la restauración de la Primitiva Iglesia de Jesucristo, Dios ha manifestado el mismo plan de salvación, el mismo Evangelio, por medio de sus elegidos.

Este tiempo de gracia es administrado por el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, quien lleva las buenas nuevas de salvación a todas las naciones, porque es el mismo plan de Dios.

La riqueza espiritual del Evangelio sobrepasa lo que los bienes materiales puedan ofrecer; puestos son perecederos, pero la riqueza espiritual es la vida eterna.