Unen sus vidas ante Dios.

Col. San Felipe de Jesús, Gustavo A. Madero, CDMX. (Berea Ciudad de México)— La señorita Noemí Ramírez Zúñiga y el joven Abinadab Ulloa Balcáceres, ambos pertenecientes al batallón espiritual enviado por el
Excelentísimo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, al país de Belice, llegaron al altar del templo para unir sus vidas en santo matrimonio ante el Todopoderoso, siendo testiga la amada Iglesia del Señor, quien honró a quienes también con su conducta han honrado al Pueblo de Dios.

El D.E. Jesús Alfonso Toro López invocó el glorioso nombre de Cristo Jesús en una emotiva oración para rogar a Dios sus bendiciones y que sean de utilidad en las manos del Ungido de Jehová, ya que saldrán a los campos de batalla.

La Iglesia pidió a Dios bendiga a los hermanos en su labor.

22 de abril de 2018.

[srizonfbalbum id=3181]