Ungimientos de Ministros

(Berea Internacional) — Nuevos servidores de la amada esposa de Jesucristo, su santa Iglesia.

El excelentísimo Apóstol de Jesucristo con la autoridad que Dios le ha dado, manifestó que Dios le inspiró ungir a hermanos para darles el grado del pastorado y del diaconado, para ello animo a la iglesia a entonar la alabanza “que mi vida entera esté consagrada a ti Señor”.

Como reflexión que es una bendición que servirá para que se consagren más a Dios y le ayuden en el servicio a la Iglesia, pues esta dignidad es una encomienda para trabajar con más entrega en la obra de Dios.

Procedió a llamar a cada uno de los hermanos para recibir la dignidad del diaconado, como también a cada uno de los hermanos que Dios le puso en su corazón y en su mente para llamarlos a recibir la honra del Pastorado, esto para atender mejor a la Iglesia del señor que se ha multiplicado y se ha extendido a muchos lugares.